Skip to main content

RAILWAY OPEN SYSTEM INTERCONNECTION NETWORK

Article Category

Article available in the folowing languages:

Monitorización remota del mantenimiento en los trenes

Para el funcionamiento satisfactorio de un ferrocarril es esencial un adecuado mantenimiento del sistema. Impulsadas por la gran importancia del mantenimiento de trenes, las prácticas modernas se centran en el establecimiento de mecanismos apropiados para el puntual control de la infraestructura ferroviaria. Un consorcio europeo, muy representativo del sector del ferrocarril, ha explotado la tecnología actual de telecomunicaciones para desarrollar un sistema sólido que permite el seguimiento y el diagnóstico en el mantenimiento de trenes.

Tecnologías industriales

Los ferrocarriles están constituidos por complejos sistemas mecánicos y eléctricos con centenares de miles de piezas móviles. Para lograr un servicio ferroviario fiable, los equipos deben estar en buen estado de funcionamiento, con comprobaciones periódicas de su mantenimiento. Un funcionamiento viable a largo plazo de los ferrocarriles depende del diagnóstico precoz de las averías, y a pesar de los costes incurridos, la sustitución de un equipo averiado al principio de su vida útil puede resultar mucho más costosa que el mantenimiento requerido. Además, un tren fuera de servicio puede provocar de inmediato hechos como por ejemplo un bloqueo de las vías, que causa alteraciones en los horarios con resultados imposibles de controlar. Frente a estas necesidades, un consorcio europeo diseñó ROMAIN, robusto sistema de comunicaciones que sirve de apoyo al seguimiento remoto y el mantenimiento de los ferrocarriles. El consorcio aprovechó una red estándar de comunicaciones ferroviarias desarrollada por la Comisión Electrotécnica Internacional para las interconexiones a bordo y los protocolos de Internet (TCP/IP) destinados a las interconexiones externas, empleando una conexión de radio GSM. El sistema es capaz de seguir de forma remota y exacta el estado de funcionamiento de cualquier dispositivo, pieza o equipo de a bordo, realizando un mantenimiento puntual y en tiempo real. Además, permite un acceso directo a la información del fabricante, lo cual brinda una valiosa herramienta de apoyo desde/a cualquier tren, adondequiera que se desplace. Teniendo en cuenta todos los requisitos de comunicaciones y aplicaciones, el sistema ROMAIN puede emplearse con facilidad en multitud de áreas clave, por ejemplo los trenes de pasajeros, incluidas las locomotoras, los trenes de carga y los transportes públicos urbanos (metros y tranvías). La fiabilidad es un condicionante esencial del funcionamiento de los ferrocarriles. Siendo el mantenimiento la primera prioridad para garantizar una fiabilidad continuada, se prevé que los nuevos servicios que se introducen mediante este sistema mejoren sustancialmente el rendimiento y la competitividad de los trenes europeos.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación