Skip to main content

megaCITY - Zoom for the ENvironment

Article Category

Article available in the folowing languages:

El impacto medioambiental de las megalópolis

La tendencia mundial hacia la urbanización ha provocado la aparición de un gran número de megalópolis de diez millones de habitantes e incluso más. Éstas han generado nuevos problemas medioambientales que influyen en los entornos locales y regionales y que son objeto de estudio por parte de un proyecto en curso.

Cambio climático y medio ambiente

La aglomeración urbana puede influir en gran medida en la calidad del aire y el clima debido a actividades humanas como la generación de energía, la industria, el transporte y las basuras. En Europa se han identificado seis centros de población como megalópolis. El proyecto Megalopoli ayuda a formular una metodología europea destinada a evaluar la calidad del aire y el clima de estas enormes ciudades. Los datos obtenidos mejorarán la gestión sostenible del entorno y sus recursos naturales. Los objetivos principales del estudio son determinar el impacto de las megalópolis en la calidad del aire a escala local, regional y global y en el clima y evaluar la efectividad de las actividades de mitigación. Los investigadores al cargo realizaron en los alrededores de París dos tandas de mediciones de fuentes de aerosoles orgánicos primarios y secundarios y descubrieron que la nube de contaminación seguía presentando unos límites bien definidos a más de 100km de distancia en la dirección del viento. También desarrollaron una base de datos para evaluar los flujos de superficie y ciertas características urbanas que se emplean en los modelos climáticos y de la calidad del aire. Se obtuvieron datos de emisiones en París, Londres, la región Rin-Ruhr y el valle del Po y se integraron en un mapa de emisiones europeo. También se desarrolló un modelo de flujos de calor antropogénico (AHF) que se utilizó para crear un registro europeo de los mismos. Los datos obtenidos de las megalópolis europeas muestran que los aerosoles urbanos ejercen un efecto importante en factores meteorológicos como la temperatura, las capas de inversión, la formación de nubes y las precipitaciones. También se están desarrollando y empleando métodos satelitales para medir gases y aerosoles, en concreto la concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) en las megalópolis y sus alrededores. La iniciativa Megalopoli ha reunido a grupos científicos europeos punteros, las más modernas herramientas científicas y a científicos de prestigio de terceros países para estudiar el efecto de las megalópolis en la calidad del aire y el clima a escala local, regional y global. Los datos del proyecto han contribuido al desarrollo de un marco comunitario que combina modelos meteorológicos y atmosféricos de transporte de sustancias químicas. Los resultados de Megalopoli servirán a autoridades locales, responsables políticos, investigadores y a todos aquellos interesados en el impacto de las megalópolis en la salud humana y el medio ambiente.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación