Skip to main content

Biodiversity and connectivity in the resilience of coastal marine communities

Article Category

Article available in the folowing languages:

Biodiversidad en las costas rocosas

Los ecólogos han estudiado la biodiversidad y la resiliencia en comunidades de organismos marinos a lo largo de la costa rocosa de Liguria, en el noroeste de Italia, con el fin obtener más datos sobre el funcionamiento y la respuesta de los ecosistemas frente a las perturbaciones.

Cambio climático y medio ambiente

Uno de los grandes retos para la ecología sigue siendo conocer en profundidad los mecanismos que controlan los cambios en la biodiversidad de los ecosistemas, lo cual resulta crucial para la adecuada gestión y conservación de las costas. El proyecto Bioconnectence («Biodiversidad y conectividad en la resiliencia de comunidades marinas costeras») ha estudiado la capacidad de recuperación tras sufrir perturbaciones que poseen los organismos marinos bentónicos que habitan en zonas intermareales de las costas rocosas. La zona intermareal es el área que queda expuesta al aire con la marea baja pero permanece sumergida con marea alta. Los investigadores han analizado la biodiversidad de una de estas zonas situada a lo largo de la costa de Liguria. La biodiversidad se puede describir como la cantidad y variedad de especies animales y vegetales en una región. Los científicos también han realizado experimentos en diferentes localizaciones para analizar la función de los ecosistemas en la tasa de recuperación y generar así una evaluación de su resiliencia. También se realizó una revisión general de la resiliencia ecológica con el fin de eliminar las discrepancias existentes entre la investigación teórica, realizada en el laboratorio, y la práctica, que se desarrolla en el campo. Los descubrimientos del proyecto han aportado datos importantes acerca de las condiciones ambientales, así como de la abundancia y diversidad de animales y plantas en las costas rocosas. Los miembros del proyecto también han obtenido datos acerca de organismos poco conocidos, como unos anfípodos similares a las gambas y los gusanos poliquetos de tipo syllid y nereis, que habitan entre algas pequeñas que se disponen a modo de «césped». El análisis de estas muestras requirió un meticuloso análisis de identificación y conteo en el laboratorio. El descubrimiento de la fauna que habita en el césped algal ha contribuido a aumentar la estimación de la riqueza de especies en las costas rocosas, en comparación con la calculada mediante métodos tradicionales de muestreo visual. La estrategia de muestreo de Bioconnectence ha permitido identificar patrones en diferentes escalas espaciales, aportando más información acerca de la distribución espacial de la variación de la biodiversidad en la costa. El reconocimiento de la importancia de los organismos del césped algal ha impulsado nuevos estudios acerca del empleo de los recursos alimentarios primarios y la estructura global de las redes tróficas. Una red trófica es una comunidad de organismos en la que coexisten diferentes cadenas alimentarias, interrelacionadas entre sí. Los científicos están particularmente interesados en la importancia del detritus generado en el hábitat formado por el césped algal. Los datos obtenidos por el proyecto Bioconnectence permitirán a las autoridades pertinentes, los científicos y los conservacionistas mejorar la gestión de las costas y de las zonas designadas como Zonas marinas protegidas (ZMP), resaltando su papel en la preservación de la biodiversidad.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación