Skip to main content

Regulation and function of IgD in systemic lupus erythematosus

Article Category

Article available in the folowing languages:

El papel de la inmunoglobina D en la autoinmunidad

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmunitaria inflamatoria asociada a concentraciones más altas de inmunoglobulina D (IgD). Comprender la relación entre la enfermedad y la concentración de IgD conducirá a mejoras en el tratamiento del LES.

Salud

Con las inmunoglobulinas o anticuerpos el sistema inmunitario reconoce y neutraliza a los patógenos, como las bacterias y los virus. Con el paso del tiempo se han caracterizado cinco clases de anticuerpos (IgA, IgD, IgG, IgE e IgM) secretados por los linfocitos B y se han descrito sus funciones en la salud y en la enfermedad. No obstante, a pesar de la conservación evolutiva de los anticuerpos IgD, su funcionamiento aún es desconocido. A partir de pruebas recientes se ha encontrado que la IgD organiza un sistema de vigilancia ancestral en el punto de contacto entre la inmunidad y la inflamación. El objetivo del proyecto financiado por la Unión Europea ACIGDSLE (Regulation and function of IgD in systemic lupus erythematosus) es conocer mejor la función de los anticuerpos IgD, investigando la función que desempeñan en la autoinmunidad y en particular en el LES. Como primer paso, caracterizaron la regulación de los linfocitos B de la IgD, y descubrieron que existe una relación funcional con la vitamina D (VD3). Se demostró que VD3 interfiere en el cambio de la clase IgM a la IgD a nivel del ADN, y así regula negativamente la inducción de la IgD. Se observó que los pacientes con LES presentan altas concentraciones de anticuerpos IgD e insuficiencia de VD3, lo que respalda este hallazgo. Los datos preclínicos en un modelo de ratón indicaron que la IgD estimula las respuestas primarias de Th2 al interactuar con los basófilos y posiblemente con otras células efectoras del sistema inmunitario innato. Además, los científicos observaron que la IgD interactúa con la proteína transmembrana CD44 y que posiblemente en las enfermedades autoinmunitarias este proceso se encuentre desregulado. Conjuntamente, los resultados del estudio ACIGDSLE indican que en la autoinmunidad la concentración de anticuerpos IgD es alta, y ello puede agravar el proceso inflamatorio. Es posible que su relación funcional con VD3 abra el camino hacia nuevas estrategias para moderar la inflamación en el LES.

Palabras clave

Inmunoglobulina D, autoinmunidad, lupus eritematoso sistémico, IgD, sistema inmunitario, vitamina D

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación