European Commission logo
español español
CORDIS - Resultados de investigaciones de la UE
CORDIS

Article Category

Noticias
Contenido archivado el 2023-03-20

Article available in the following languages:

Se gesta una nueva clase de láseres

La intensidad de los láseres ha aumentado enormemente en los últimos años dando paso a una gama completamente nueva de aplicaciones. El esfuerzo realizado por la Unión Europea en pos de la investigación científica y la competitividad económica se ha materializado en su apoyo a...

La intensidad de los láseres ha aumentado enormemente en los últimos años dando paso a una gama completamente nueva de aplicaciones. El esfuerzo realizado por la Unión Europea en pos de la investigación científica y la competitividad económica se ha materializado en su apoyo a un proyecto destinado a crear los láseres más potentes del mundo y construir la infraestructura necesaria para ello en tres países europeos. ELI («Extreme Light Infrastructure») es la asociación encargada de crear las instalaciones ELI-Beamlines en la República Checa, ELI-Attosecond en Hungría y ELI-Nuclear Physics en Rumanía. «Ya se han aprobado los fondos para la construcción de los proyectos en la República Checa y Rumanía y estamos a la espera del visto bueno para el proyecto húngaro», comentó el Dr. Wolfgang Sandner, director general y ejecutivo de la Asociación Internacional ELI-DC. El Dr. Sandner, profesor de Física en la TU Berlín y exdirector del Instituto Max Born, también en Berlín, Alemania, posee el perfil ideal para supervisar este ambicioso proyecto transeuropeo. La construcción de los edificios y la adquisición de equipos importantes ya avanzan a buen ritmo en la República Checa y Rumanía y se calcula que se invertirán en las tareas de construcción cerca de 850 millones de euros. La infraestructura rumana contará con una potencia sin par de 2x10 petavatios (un petavatio equivale a mil billones de vatios) y ocupará una superficie comparable a dos estadios de fútbol. La infraestructura de ELI al completo y sus instalaciones estarán listas para su aprovechamiento en 2017. Una cuarta instalación, un láser de enorme intensidad de hasta 200 petavatios, aún está por concretar y se espera que desbroce el camino hacia un ámbito científico completamente nuevo en el que tienen cabida investigaciones de vanguardia sobre física nuclear, de partículas, gravitacional, de presión ultraalta y de alta energía, así como estudios avanzados de astrofísica y cosmología. Este impresionante conjunto de instalaciones permitirá a ELI dedicarse al desarrollo y el empleo de un tipo especial de láseres denominados láseres de pulso corto y alta potencia. «ELI impulsa la vanguardia tecnológica y científica de estos dispositivos y sus aplicaciones mediante láseres que superan la potencia o la frecuencia posible hoy en día en al menos un orden de magnitud», explicó el Dr. Sandner. Además del progreso científico, los múltiples beneficios sociales y económicos que generará ELI se originarán en su mayor parte de fuentes secundarias de partículas y fotones derivados de los láseres ELI de alta potencia. Su tecnología, por ejemplo, impulsará la investigación en torno a los materiales y dará lugar a materiales nuevos con aplicación en la nano y la microtecnología y la fotovoltaica. En paralelo, la tecnología de ELI proporcionará nuevas fuentes de radiación de onda corta como los rayos X y gamma, de aplicación en tareas médicas de diagnóstico y terapia. «También planeamos lograr aplicaciones de partículas aceleradas por láser como protones e iones para impulsar la investigación en materia de terapia contra el cáncer y materiales -reveló el Dr. Sandner- y acelerar electrones para su aplicación en distintas ramas de la ciencia y la tecnología». El profesor explicó además que los rayos gamma, creados por retrodispersión de fotones de láser a partir de electrones relativistas, surgidos estos a su vez a partir de aceleradores convencionales o de láser, se utilizarán mayormente en estudios nucleares y tendrán aplicación en la gestión de residuos nucleares, el diagnóstico de materiales, la investigación médica, etc. Por ejemplo, en la instalación de Rumanía se podrá estudiar la neutralización de los residuos nucleares, uno de los grandes retos a los que se enfrenta la sociedad en el siglo XXI. En términos generales, el consorcio está avanzando en lo que se considera la primera instalación científica internacional para científicos que precisan láseres para sus trabajos. «El progreso logrado hasta ahora es sorprendente, incluso a pesar de varios problemas técnicos, administrativos y políticos que aún es necesario solventar», confesó el Dr. Sandner. Los láseres y la fotónica resultan indispensables para la sociedad, la economía y el medio ambiente y en ellos se encierra la solución a muchos de los retos modernos relacionados con la salud, la movilidad, el abastecimiento energético y la protección del medio ambiente. Estos son además temas prioritarios para Horizonte 2020, el nuevo programa de investigación científica de la UE, que estará activo durante los próximos siete años. El consorcio del proyecto recibe financiación a través de los fondos estructurales europeos, diseñados para dar un impulso a las economías de las regiones y países menos desarrollados de Europa.Para más información, consulte: ELI http://www.extreme-light-infrastructure.eu/

Países

Chequia