Skip to main content

Osmium alloys & the pulse of the Earth

Article Category

Article available in the folowing languages:

Las aleaciones de osmio esclarecen la evolución de la Tierra

Para los geólogos de un proyecto financiado por la Unión Europea es evidente que la mayor parte de la corteza terrestre se ha originado a partir del manto subyacente. Sin embargo, ha quedado de manifiesto la gran dificultad que implica determinar el momento preciso de la formación de nueva corteza terrestre y del reciclaje de la corteza hacia el manto.

Cambio climático y medio ambiente

En este contexto, las aleaciones de osmio proporcionaron a los investigadores del proyecto OS.EARTH (Osmium alloys & the pulse of the Earth) un medio para estudiar de forma detallada la interacción entre el manto y la corteza terrestre. El osmio se concentra principalmente en el manto y parece que sus depósitos se han agotado en la corteza. De hecho, los niveles de este compuesto en la corteza son tan bajos que son muy difíciles de medir. En cambio el osmio, al igual que el iridio, se encuentra en altas concentraciones en depósitos ígneos y depósitos meteorizados a partir de estructuras previas. En la etapa inicial del proyecto OS.EARTH el equipo recolectó más de trescientos granos minúsculos de aleaciones de osmio en el río Rin y en otros depósitos aluviales costeros. El osmio de la corteza presenta altas proporciones de isótopos estables y radiogénicos, mientras que en el osmio del manto estos valores son bajos. Su tasa de desintegración es única por su capacidad para detectar el momento de formación de una gran cantidad de corteza terrestre de cierta antigüedad. En concreto, los investigadores de OS.EARTH confirmaron que uno de los principales picos correspondía a hace mil doscientos millones de años. Este pico en la corteza continental pone de manifiesto que la corteza de la Tierra se ha expandido a lo largo del tiempo por impulsos, coincidiendo con eventos de fusión del manto a gran escala. Contando con un número muy superior de muestras es previsible obtener conocimientos muy esclarecedores sobre la historia primigenia de la Tierra. Además, las aleaciones de osmio recolectadas en depósitos aluviales, donde este compuesto está mezclado con oro, han proporcionado pistas de gran valor sobre la formación de la corteza continental terrestre. En este sentido, los investigadores de OS.EARTH han comprobado la hipótesis de que las aleaciones de osmio presentes en objetos prehistóricos de oro pueden ser empleadas para determinar la fuente de origen con gran precisión. El proyecto deparó recientemente un hallazgo apasionante gracias al análisis íntegro de una colección formada por más de trescientos granos de aleaciones que contienen osmio procedentes del Rin, una colección única en la zona del noroeste de Europa. Se ha confirmado así un superfenómeno de fusión del manto, hace unos mil doscientos millones de años, a escala mundial. Hacia el final del proyecto se avanzó también moderadamente hacia el objetivo de dar con depósitos aluviales de oro en Grecia. Las pruebas realizadas sugieren que los vestigios de aleaciones de osmio hallados en objetos áureos prehistóricos pueden servir para determinar con exactitud el origen del oro empleado en la Prehistoria (como artefactos culturales y monedas). OS.EARTH también desarrolló técnicas nuevas, rápidas y automáticas de análisis mineralógico basadas en el microscopio electrónico de barrido. Esas técnicas de mineralogía están siendo ya evaluadas por socios industriales para el análisis de la liberación de minerales en el procesamiento de estos; para el análisis de la kimberlita con vistas a la prospección de diamantes; y en estudios de mineralogía sobre posibles recursos de elementos de tierras raras.

Palabras clave

Aleaciones de osmio, Tierra, corteza terrestre, manto, OS.EARTH, aluvial

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación