Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Respuesta a la demanda para desarrollar todo el potencial de las redes inteligentes

Hoy en día solo hay unas pocas redes inteligentes activas en Europa y todas están basadas en operaciones automatizadas y contadores inteligentes. La diversidad de usuarios y recursos renovables supone todo un reto para su modelo económico. Un proyecto europeo estudió estrategias de remuneración de consumidores para aumentar el atractivo de las redes inteligentes.

Energía

La energía renovable ofrece alternativas a los combustibles fósiles, si bien su naturaleza intermitente dificulta coordinar la oferta y la demanda en las redes eléctricas. Incluso tras realizar inversiones importantes en redes inteligentes, el hincapié que se hace sobre la producción provoca beneficios económicos reducidos y un abastecimiento eléctrico ineficaz. El proyecto financiado por el programa europeo Marie Curie DREAM-GO basó su tecnología en la demanda energética. El equipo modeló y puso en marcha aplicaciones para la agregación de recursos energéticos, la remuneración de los consumidores y el control directo de la carga. Los resultados se validaron en instalaciones piloto y mediante una simulación en tiempo real que incluyó la modelización de todos los componentes de la red inteligente. La respuesta a corto plazo y a la demanda en tiempo real beneficia tanto al consumidor como al sistema energético. Respuesta a la demanda en tiempo real y a corto plazo Una red inteligente es una idea que abarca las ventajas sociales, económicas y tecnológicas que se obtienen gracias a la puesta en marcha de un sistema de energía y electricidad inteligente, autónomo y descentralizado. Hoy en día, tan solo existen unas pocas redes inteligentes, la mayoría diseñadas en torno a tecnologías como la operación automática y los contadores inteligentes. Generar además beneficios económicos mediante la conexión de distintos elementos del sistema, como los consumidores y el mercado mayorista de la electricidad, supone todo un reto debido en gran medida a la diversidad de partes interesadas y recursos involucrados. Además, los aspectos sociales, como la participación activa de los consumidores, aún se encuentran en una fase muy temprana de maduración. Tras analizar las lagunas existentes en la tecnología de vanguardia, DREAM-GO ideó y puso en marcha modelos de negocio que cuentan con flexibilidad en el consumo, lo que ofrece al consumidor la posibilidad de convertirse en un agente activo del sistema e integrar en él los distintos recursos disponibles. Para lograrlo se crearon estrategias de remuneración y se posibilitó la interacción entre agentes fundamentales. El sistema se ejecuta en una plataforma personalizada mediante la que se informa a los consumidores sobre el precio de la energía en tiempo real y el impacto en la sostenibilidad de sus decisiones de consumo. A continuación ofrece distintas posibilidades para aprovechar las oportunidades de respuesta a la demanda como, por ejemplo, apagar o encender la calefacción o usar la lavadora. «Uno de los casos que estudiamos fue el del consumo energético de fuentes de energía eólicas y solares, y comprobamos los precios de la electricidad en tiempo real. Como era de esperar, los usuarios consumían más cuando los precios eran menores y menos cuando los precios eran más altos», afirma la doctora Zita Vale, coordinadora del proyecto. «Los costes operativos generales se redujeron y los precios de la energía se mantuvieron a niveles razonables, lo cual aumentó el empleo de renovables». Los resultados se comprobaron y validaron en un edificio del Instituto Politécnico de Oporto (Portugal), en el que más de treinta personas interactuaban a diario con el sistema. La plataforma de simulación también la emplearon distintos socios de DREAM-GO (pymes en España, Alemania y Portugal y un socio académico de Estados Unidos) en distintos escenarios con datos pertenecientes a contextos normativos diferentes para así garantizar la idoneidad de la herramienta en varios países y circunstancias comerciales. Distribuir la repuesta a la demanda Ya es posible adoptar la tecnología de DREAM-GO en países en los que la implementación de la respuesta a la demanda de energía ha progresado bastante en términos relativos. No obstante, en la mayoría de los casos, sería necesario adoptar algunos cambios normativos para aprovechar al máximo el sistema. «Gracias a la ayuda de las pymes asociadas al proyecto, pondremos progresivamente la tecnología a disposición de distintos mercados y la incorporaremos a productos previos hasta que el mercado esté maduro para su comercialización completa», explica la doctora Vale. Por ahora, el equipo trabaja para mejorar los componentes de «software» y «hardware» e incluirlos en mercados locales, sobre todo en el sector de los edificios residenciales y de oficinas.

Palabras clave

DREAM-GO, redes inteligentes, energía renovable, respuesta a la demanda, energía, eólica, solar, flexibilidad en el consumo, consumidor

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación