Skip to main content

PEATland modelling for global carbon cycle and climate models

Article Category

Article available in the folowing languages:

Incluir las turberas en la vigilancia mundial del ciclo del carbono

A pesar de que cubren tan solo el 3 % de la superficie de la Tierra, las turberas contienen cerca del 33 % de todo el carbono edáfico del mundo. El proyecto PEATmod desarrolló una metodología para incluir las turberas en el ciclo mundial del carbono y de esta forma generar modelos climáticos más precisos.

Cambio climático y medio ambiente

Para predecir el cambio climático es necesario contar con modelos que simulen las interacciones entre el sistema climático mundial y los procesos terrestres. La fiabilidad de estas predicciones depende de representaciones basadas en datos de los procesos subyacentes. Los modelos del ciclo del carbono tratan de representar los principales flujos y lugares de almacenamiento del carbono. Los modelos actuales de vegetación a escala mundial, utilizados para calcular los flujos de carbono, no suelen tener en cuenta las turberas, lo cual genera una brecha del conocimiento sobre uno de los almacenes más grandes de carbono terrestres junto con sus mecanismos de intercambio de gases atmosféricos. El proyecto apoyado con fondos europeos PEATmod, que trabaja con procesos de modelización punteros, desarrolló una metodología con la que evaluar brechas del conocimiento que tendrían que abordarse antes de introducir las turberas en los modelos mundiales de vegetación. Los resultados mostraron que las turberas presentan demasiada diversidad como para poder modelarlas con uniformidad; las turberas tropicales necesitan un enfoque diferente al utilizado para los sistemas boreales.

Identificar brechas del conocimiento

Las turberas son un componente importante de los procesos naturales de emisión de metano y generan cerca de un 20 % de las emisiones mundiales. PEATmod ha determinado que la modelización más precisa de los ciclos de carbono es uno de los principales aspectos a tratar para comprender mejor el papel de las temperaturas en los procesos de descomposición edáficos. El tamaño de los actuales almacenes de carbono de las turberas y su posible reducción a causa de un aumento de las temperaturas hace que la mejora de su modelización sea fundamental. «La respuesta de las turberas a los cambios climáticos depende de su ubicación geográfica y las condiciones climáticas actuales. PEATmod se propuso investigar en concreto los factores que fomentan las emisiones de metano (como la temperatura o la hidrología). Esto es especialmente importante en el caso de los trópicos. También estudiamos el modo en el que el deshielo del permafrost influirá en las turberas septentrionales», explica Anne Quillet, beneficiaria de una beca Marie Skłodowska-Curie. Se desarrolló así un modelo conceptual basado en el dictamen de científicos de todo el planeta para identificar las principales lagunas de datos. El objetivo fue crear una metodología colaborativa que elimine estas lagunas. Quedó patente que las principales lagunas de datos residían en la comprensión de los cambios hidrológicos. Gran parte del carbono se pierde durante las sequías, cuando las turberas secan y emiten CO2 a la atmósfera. Las crecidas de los ríos, como las observadas en el Amazonas, pueden también frenar el almacenamiento de carbono. Asimismo, las inundaciones estacionales emiten más metano bajo las temperaturas más elevadas de los sistemas tropicales. Si bien ambos efectos se observan también a latitudes más elevadas, son menos marcados en las turberas boreales debido a la menor variabilidad hidrológica, menor periodicidad y menor importancia de las inundaciones, así como a las temperaturas inferiores.

Integrar el modelo de turberas

El trabajo de PEATmod se suma a los enfoques desarrollados e implementados para evaluar el almacenamiento y la emisión de carbono de las turberas, que debe calcularse por cada país según lo acordado en el Protocolo de Kioto. En la actualidad, el investigador principal del proyecto colabora con otros especialistas para seguir evaluando los resultados que tendría la implementación de un nuevo modelo de turberas en las simulaciones mundiales. Así, la aplicación de un módulo de turberas tropicales sería el primer paso fundamental en este sentido. «Al identificar los factores fundamentales contribuimos al desarrollo de la nueva generación de modelos mundiales de vegetación con los que calcular mejor las funciones del carbono de turbera en la atmósfera y los efectos de la retroalimentación climática en las turberas», concluye Quillet. «Esto también repercute en las estrategias de mitigación del cambio climático relacionadas con los humedales, la agricultura, el uso del suelo y la gestión energética». De hecho, otros grupos de modelización han adoptado algunos resultados de PEATmod y el método, el enfoque y los resultados del proyecto se publicarán en revistas científicas de acceso abierto.

Palabras clave

PEATmod, ciclo de carbono, turba, vegetación, cambio climático, emisiones, metano, CO2, trópicos, permafrost, modelos, temperatura

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación