CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES
Aetionomy – Organising Mechanistic Knowledge about Neurodegenerative Diseases for the Improvement of Drug Development and Therapy

Aetionomy – Organising Mechanistic Knowledge about Neurodegenerative Diseases for the Improvement of Drug Development and Therapy

Español ES

Un sistema digital de clasificación de enfermedades adaptado a la era médica moderna

La clasificación de enfermedades es una práctica que seguía estancada en el pasado. El proyecto AETIONOMY de la iniciativa de medicamentos innovadores la lleva al siglo XXI.

SALUD

© Atthapon Raksthaput, Shutterstock
La clasificación de enfermedades todavía se basa en gran medida en los síntomas de los pacientes, un enfoque que se remonta a una época en la que los médicos dependían de la información oral y las pistas visuales. Según comenta el profesor doctor Martin Hofmann-Apitius del Instituto Fraunhofer de Algoritmos y Computación Científica (SCAI), coordinador del proyecto AETIONOMY (Organising Mechanistic Knowledge about Neurodegenerative Diseases for the Improvement of Drug Development and Therapy): «Hay que tener en cuenta que nuestro sistema actual de clasificación de enfermedades se remonta a mediados del siglo XIX. Todavía nos regimos por los principios de una época en la que ni siquiera sabíamos qué era un “gen”». En consecuencia, el proyecto AETIONOMY, financiado con fondos europeos y de la industria, diseñó una «taxonomía de enfermedades basada en los mecanismos» centrada especialmente en enfermedades neurodegenerativas, más específicamente el alzhéimer y el párkinson. El concepto se basó en una intrigante idea: «Si podemos clasificar a los pacientes según los mecanismos de sus enfermedades, podríamos predecir con gran precisión si un fármaco que se concentre en el mecanismo correspondiente les ayudará», explica el doctor Hofmann-Apitius. Un modelo del siglo XXI AETIONOMY capta y representa sistemáticamente los conocimientos sobre las enfermedades neurodegenerativas en un formato computable, como un modelo gráfico que representa causas y efectos, y que puede analizarse mediante algoritmos. Se diseñó con el fin de tomar en consideración biomarcadores moleculares (p. ej., proteínas), reconociendo la función de los genomas personalizados con sus variaciones genéticas individuales e incluyendo otras características subyacentes diferentes que no se habían podido medir hasta hace poco, por ejemplo, mediante neuroimagenología. «El verdadero desafío en este ámbito, no obstante, es que nadie sabe qué mecanismo o mecanismos son responsables de estas enfermedades neurodegenerativas», afirma el doctor Hofmann-Apitius. «Este es el motivo por el que se denominan “idiopáticas”, para indicar que se desconoce su etiología [la causa o causas subyacentes de una enfermedad o afección]». Según explica el doctor Hofmann-Apitius: «El reto es considerable, especialmente porque los socios del sector farmacéutico que pusieron en marcha la convocatoria querían que la nueva taxonomía se validase en un estudio clínico para así demostrar su potencial de clasificación y estratificación. Tal como indica el doctor Hofmann-Apitius, el objetivo del proyecto era determinar si era posible identificar subgrupos de pacientes con alzhéimer o párkinson en función de los mecanismos de la enfermedad. «Los bueno es que sí, podríamos demostrar exactamente eso», desvela. Una respuesta más amplia El doctor Hofmann-Apitius explica que, «gracias al proyecto, los científicos están retrocediendo y planteándose de nuevo la neurodegeneración. Estoy convencido de que AETIONOMY ha allanado el camino para futuras estrategias de descubrimiento y desarrollo de fármacos en la investigación sobre la neurodegeneración». AETIONOMY ha preparado el terreno para un enfoque computacional que impulse el posterior trabajo experimental en laboratorios. Sin embargo, todavía queda mucho camino por delante para desarrollar fármacos mejores, más eficientes y más baratos empleando los conocimientos y principios obtenidos durante el proyecto. El proyecto también desarrolló el concepto de «grupos de pacientes virtuales»: conjuntos de datos sintéticos que ofrecen un nuevo modo de compartir datos sobre pacientes sin menoscabar la privacidad de ninguna persona real. El equipo también aprendió sobre proteínas anormalmente configuradas como un posible nuevo mecanismo de «propagación» de la enfermedad por el cerebro humano. «El concepto de AETIONOMY resultó bastante revolucionario y ligeramente inusual para muchos biólogos e investigadores clínicos experimentales, y surgieron diversas ideas enfrentadas sobre cómo podría y debería desarrollarse una taxonomía basada en mecanismos», comenta el doctor Hofmann-Apitius. En un determinado momento tuvimos que cambiar de estrategia, pero finalmente el proyecto, incluyendo todo el consorcio con todos sus socios, cumplió sus promesas», concluye.

Palabras clave

AETIONOMY, párkinson, alzhéimer, enfermedad, clasificación, actualización, mecanismos, causas, neuroimaginología, genética

Información del proyecto

Identificador del acuerdo de subvención: 115568

Estado

Proyecto cerrado

  • Fecha de inicio

    1 Enero 2014

  • Fecha de finalización

    31 Diciembre 2018

Financiado con arreglo a:

FP7-JTI

  • Presupuesto general:

    € 17 546 060

  • Aportación de la UE

    € 7 993 234

Coordinado por:

UCB BIOPHARMA SPRL

Este proyecto figura en…