Skip to main content

Smart logistics for WASTE and recycling operations in European cities

Article Category

Article available in the folowing languages:

Recogida de residuos más inteligente y más sostenibilidad gracias a tecnología de sensores del internet de las cosas

Una iniciativa financiada con fondos europeos ha desarrollado un sistema de gestión y recogida de residuos más eficiente basado en sensores del internet de las cosas (IdC).

Cambio climático y medio ambiente

La recogida de residuos basada en rutas y horarios fijos se ha identificado actualmente como una ineficiencia relevante en el sector de los residuos. En este servicio conforme a horario estático, a cada contenedor se le asigna un día de recogida fijo, por ejemplo, todo los lunes y jueves, y se recoge de acuerdo con una ruta que apenas cambia de una semana a otra, lo que significa que los contenedores se recogen independientemente de si están llenos o no. En este modelo tradicional de recogida de residuos se conduce más de lo necesario para recoger contenedores vacíos, si bien también se pueden dar problemas de sobrellenado, ya que la velocidad a la que se acumulan los residuos cambia con el tiempo. Se incurre así en sobrecostes importantes debido al tiempo de trabajo, al consumo de combustible y a la emisión de gases de efecto invernadero innecesarios. El proyecto SmartWASTE financiado con fondos europeos propuso una solución tecnológica con la que optimizar las operaciones de transporte y resolver los problemas medioambientales y logísticos a los que se enfrenta el sector del transporte europeo. Su objetivo fue integrar la gestión de residuos en la economía circular.

Recogida de residuos más eficaz

El equipo al cargo del proyecto puso pusieron a prueba el sistema en diez operaciones a gran escala antes de ampliarlo y expandirlo a nuevas regiones de Europa. «Los estudios piloto ofrecen información relevante para el desarrollo de productos y la mejora de las operaciones para la expansión regional a gran escala», comenta Johan Engström, coordinador del proyecto y director técnico de la empresa finlandesa de gestión de residuos Enevo Oy. Un sensor de residuos inalámbrico del IdC constituye el núcleo de SmartWASTE. Este se instala dentro de los contenedores de basura y utiliza tecnología sonar ultrasónica para supervisarlos continuamente y transmitir información a la nube. Engström explica: «El sensor tiene el tamaño de un disco de hockey, requiere un mantenimiento mínimo y garantiza que los contenedores de basura se vacíen únicamente cuando sea necesario». A continuación, se analizan los datos para determinar cuán llenos están los contenedores, cuándo se vaciaron por última vez y, lo que es más importante, cuándo será necesario recogerlos de nuevo. SmartWASTE crea después automáticamente planes de recogida dinámicos diarios, en función de los niveles de llenado de los contenedores y de las tasas de llenado. El sistema tiene también en cuenta limitaciones como la disponibilidad y capacidad de los vehículos, las condiciones del tráfico, las normas de recogida forzosa y los intervalos máximos entre recogidas. Engström señala: «El software contiene herramientas para la gestión eficiente de flotas y contenedores, así como para la planificación y ejecución de rutas de recogida dinámicas y eficientes. Nuestra tecnología patentada de sensores y análisis no tiene parangón en nuestro sector, e incorpora el sector de al IdC».

Beneficios para todos

Los conductores llevan a cabo los planes mediante una aplicación para tabletas, que ofrece navegación paso a paso entre los puntos de recogida y la posibilidad de informar sobre cualquier problema con la recogida. Estos datos operativos se suben a la nube, donde los responsables de la operación pueden vigilar y controlar la operación de recogida de residuos en su conjunto. Según Engström: «El software patentado calcula millones de rutas de servicio posibles para crear la mejor relación coste-eficacia y los mayores beneficios medioambientales con el tiempo». SmartWASTE brinda a los operadores, incluidas las autoridades locales, una mejor comprensión de los flujos de residuos y permite recoger alrededor de un 40 % más de contenedores con la misma capacidad de los vehículos. El resultado es una reducción de costes, menos quejas de los clientes, un medio ambiente más limpio, saludable y agradable y ciudadanos más satisfechos. Las evidencias actuales sugieren que el sector de los residuos está haciéndose eco de las nuevas posibilidades creadas tanto por los sensores de residuos como por la recogida de residuos basada en la demanda. Engström concluye: «Ahora estamos comenzado a reunirnos con las autoridades locales europeas que desean cubrir toda la ciudad con un sistema de recogida dinámico basado en sensores».

Palabras clave

SmartWASTE, sensor, recogida de residuos, internet de las cosas (IdC), transporte, horario estático, ruta estática, economía circular

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación