Skip to main content

Enabling the Hydrogen Economy

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un nuevo hito en el camino hacia una economía del hidrógeno

Según el Consejo del Hidrógeno, para 2050 el 18 % de la demanda final mundial de energía podría abastecerse con hidrógeno. El proyecto Hydrogenlogistics ha desarrollado una tecnología flexible, segura y eficaz para abastecer hidrógeno a las estaciones de recarga y hacer realidad estos pronósticos.

Transporte y movilidad

El hidrógeno se emplea en distintas tareas industriales, como la transformación de alimentos y el refinado de petróleo. Iniciativas recientes dedicadas a la energía y la movilidad alimentada con hidrógeno han abierto zonas de crecimiento en Asia, Europa y los Estados Unidos gracias al enorme potencial que poseen para reducir las emisiones. No obstante, la extremadamente baja densidad del hidrógeno implica que es necesario comprimirlo a presiones de hasta 700 bar o licuarlo a temperaturas inferiores a -250 °C para almacenarlo y transportarlo. Estas opciones son técnicamente complicadas, ineficaces y muy caras por la enrome inversión que es necesario realizar en infraestructuras. Desde su puesta en marcha en 2013, Hydrogenious Technologies se dedicó a la comercialización de una tecnología denominada LOHC (Liquid Organic Hydrogen Carrier o «líquido orgánico portador de hidrógeno») con la que transportar hidrógeno con seguridad y eficacia en aceites portadores líquidos. Gracias al apoyo de la Unión Europea (UE), el proyecto Hydrogenlogistics ideó, construyó y probó un sistema de deshidrogenación LOHC modular a escala industrial, (ReleaseBOX) con el que abastecer estaciones de repostaje de hidrógeno, uno de los mercados principales para esta tecnología. Esta es la primera planta LOHC que funciona con tecnología de adsorción por cambio de presión y compresión para producir hidrógeno a alta presión y calidad destinado a estaciones de repostaje de hidrógeno. El LOHC La propuesta de almacenamiento químico de hidrógeno en un LOHC existe desde los años setenta del siglo pasado. Hydrogenious Technologies descubrió un fluido portador ideal, el dibenciltolueno, un líquido que ya se comercializa a bajo precio para tareas de transferencia de temperatura, y optimizó y amplió los procesos químicos necesarios para lograr un producto comercializable. «La densidad de almacenamiento del hidrógeno en LOHC es hasta cinco veces superior a la de almacenamiento convencional a alta presión, lo que implica que un metro cúbico de LOHC es capaz de transportar unos cincuenta y siete kilogramos de hidrógeno. Esto significa que camiones, trenes o buques pueden transportar más material y por tanto se reducen los costes para los clientes», afirma el doctor Martin Schneider, director de gestión de productos en Hydrogenious Technologies. El almacenamiento químico en dibenciltolueno es reversible, por lo que es posible reutilizar el fluido LOHC varios centenares de veces. Además, como el portador de hidrógeno no es tóxico, es difícilmente inflamable y no es explosivo, puede transportarse en condiciones ambientales a través de la infraestructura existente para combustibles líquidos (oleoductos, camiones cisterna, barcos, trenes). Un motor de la próxima revolución del crecimiento ecológico Cumplir con el objetivo de la UE de reducir en un 80 % las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050 precisará de un cambio drástico en el funcionamiento del sector industrial, del transporte y de la calefacción. La sustitución de combustibles fósiles por energías renovables en el sector del transporte y la movilidad deberá combinarse con métodos más eficaces con los que distribuir energías renovables volátiles en plataformas móviles. El hidrógeno en muy prometedor en este aspecto, ya que puede producirse mediante fuentes renovables por electrólisis, un método que separa los átomos de hidrógeno y oxígeno en las moléculas de agua. Permite, además, repostar rápidamente y lograr que automóviles, camiones y autobuses disfruten de una gran autonomía. Hoy por hoy, Hydrogenious ofrece una unidad de almacenamiento denominada StoragePLANT con una capacidad de entrada de hidrógeno de doce toneladas diarias y unidades de liberación para abastecer una tonelada y media de hidrógeno para aplicaciones industriales o de estaciones de repostaje de hidrógeno. Los sistemas de Hydrogenlogistics se emplean desde 2018 en aplicaciones sobre el terreno con un proveedor de hidrógeno industrial (United Hydrogen Group) de los Estados Unidos. El equipo trabaja ahora en la construcción de dos unidades para un proyecto financiado con fondos europeos denominado HySTOC, cuyas pruebas sobre el terreno se desarrollarán a finales de año. También prepara la instalación de una unidad piloto en una estación de repostaje de hidrógeno comercial en Alemania, la cual se inaugurará en 2020. «Gracias a nuestra tecnología LOHC, el transporte internacional de hidrógeno a gran escala es viable en los planos técnico y económico. LOHC es el eslabón necesario para lograr una economía del hidrógeno mundial», concluye el doctor Schneider.

Palabras clave

Hydrogenlogistics, hidrógeno, energía, transporte, movilidad, emisiones, estaciones de repostaje, calefacción, industrial, crecimiento ecológico

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación