CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Cardiotoxicity High-throughput screening (HTS) with zebrafish embryo

Español ES

El sistema cardiovascular del pez cebra ayuda a identificar y evaluar medicamentos cardiotóxicos y cardioterapéuticos

El sector farmacéutico ha respondido a la creciente demanda de nuevos medicamentos eficaces a través del aumento del número de fármacos cabeza de serie. Un proyecto de la Unión Europea ha convertido el sistema cardiovascular del pez cebra en una plataforma de cribaje en aras de evaluar la cardiotoxicidad de fármacos y descubrir fármacos cardioterapéuticos nuevos.

SALUD

© Javier Terriente

En el pasado, se creía que el cribaje de alto rendimiento (HTS, por sus siglas en inglés) empleado en ensayos celulares «in vitro» era la respuesta al flujo cada vez mayor de posibles agentes terapéuticos nuevos. Sin embargo, las pruebas demuestran que este método es insuficiente para comprender el rendimiento de los fármacos candidatos.

El HST en el pez cebra reduce el uso ulterior de animales en ensayos preclínicos

La respuesta a esta situación, desarrollada por el proyecto ZECARDIO, es una plataforma de HTS revolucionaria denominada ZeCardio®. «La plataforma fue desarrollada originalmente para abordar la cardiotoxicidad inducida por fármacos aunque, tras las pruebas, nos dimos cuenta de que también podíamos utilizarla para descubrir nuevos medicamentos y realizar estudios de validación de dianas terapéuticas mediante el empleo de la tecnología CRISPR», explica el doctor Javier Terriente, director científico de ZeClinics, la empresa coordinadora del proyecto. Los investigadores de ZECARDIO probaron y validaron la plataforma en un entorno preclínico mediante el empleo de cien compuestos con perfiles cardiotóxicos o cardioactivos conocidos en seres humanos. El doctor Terriente comenta: «Nuestros resultados, publicados recientemente en Toxicological Sciences, corroboraron que el pez cebra constituye un modelo experimental mucho más predictivo que los sistemas celulares y murinos, y en promedio con los perros, el modelo animal de referencia para el descubrimiento farmacológico preclínico en el ámbito cardiovascular».

El tamaño y la rentabilidad de la investigación aumentan a pasos de gigante

La financiación con fondos europeos, al amparo del programa «Apoyo a las pyme innovadoras en el sector de la biotecnología aplicada a la prestación de asistencia sanitaria», ha contribuido enormemente a la expansión de la empresa. «Contamos ya con cerca de treinta empleados y seguimos creciendo», comenta el doctor Terriente. El éxito comercial ha sido tan abrumador que ZeClinics ha puesto en marcha una nueva empresa derivada, ZeCardio Therapeutics. El coordinador puntualiza: «Actualmente estamos en una ronda de la serie A con el fin de captar cinco millones de euros para llevar hacia las fases clínicas las diferentes moléculas de partida con potencial terapéutico que hemos descubierto a través de la plataforma ZeCardio®». Obstáculos mitigados gracias al trabajo conjunto de los equipos de investigación: la clave del éxito La puesta en funcionamiento del «hardware» en la plataforma de cribaje ZeCardio® llevó varios meses más de lo previsto originalmente. El doctor Terriente explica: «Estos problemas fueron solventados gracias al talento y compromiso del equipo científico de ZeClinics, liderado por la doctora Sylvia Dyballa». Otros contratiempos tuvieron que ver más con la gestión administrativa. «También tuvimos la suerte de contar con un responsable de subvenciones muy capacitado, Vaclovas Radvilas, que nos ayudó a responder a las necesidades dinámicas del proyecto», añade. «Nuestra lista de tareas pendientes no cabría en este artículo», comenta con ironía el doctor Terriente, pero las resume en cuatro puntos sucintos: consolidar la posición de ZeClinics como la empresa más grande e innovadora en la prestación de servicios basados en el uso del pez cebra es, obviamente, lo primero; en segundo lugar, asegurar la financiación de ZeCardio Therapeutics y avanzar en nuestro flujo de descubrimiento de fármacos; aplicar la certificación de buenas prácticas de laboratorio en nuestras instalaciones y, por último, contribuir a la aceptación industrial y reglamentaria del modelo de pez cebra para el descubrimiento de fármacos nuevos. «Nuestro objetivo es alcanzar esta meta más pronto que tarde, ya que el proyecto forma parte de iniciativas multicéntricas como, por ejemplo, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de los Estados Unidos». Recapitulando, el doctor Terriente señala que el premio del Instrumento PYME proporcionó fondos a ZECARDIO, aunque lo más importante es que les dio una gran confianza en la empresa que fundaron hace seis años. «Con todo, lo más valioso es que la financiación con fondos europeos nos ha permitido consolidar un equipo muy cualificado y comprometido. Sin ellos, seguro que no estaríamos donde estamos ahora».

Palabras clave

ZECARDIO, fármaco, terapéutico, pez cebra, preclínico, estudios de validación de dianas terapéuticas, descubrimiento de fármacos, cardiovascular

Información del proyecto

Identificador del acuerdo de subvención: 755988

  • Fecha de inicio

    1 Abril 2017

  • Fecha de finalización

    31 Marzo 2019

Financiado con arreglo a:

H2020-EU.3.1.3.

  • Presupuesto general:

    € 1 867 186,25

  • Aportación de la UE

    € 1 867 186,25

Coordinado por:

ZECLINICS SL