Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un reactivo en aerosol ayuda a condenar a los delincuentes sexuales

Una iniciativa de investigación financiada con fondos europeos ha desarrollado una nueva prueba para identificar las manchas de semen y utilizarlas como prueba en casos de agresión sexual.

Sociedad
Seguridad

La tecnología de investigación en el lugar del crimen debe proporcionar una detección rápida, precisa y no destructiva de una amplia gama de pruebas, incluidas las manchas invisibles causadas por fluidos corporales. La capacidad de identificar manchas de semen es particularmente importante para las pruebas de casos de agresión sexual, ya que es probable que contengan muestras del ADN del agresor. El proyecto financiado con fondos europeos Sex-Assault-ID abordó esta necesidad mediante el desarrollo de una prueba de identificación de esperma para obtener pruebas de agresión sexual a través de la detección y recogida de ADN. La prueba consiste en un reactivo bioquímico para la localización de manchas de semen que formará parte de los utensilios usados por los encargados de investigar el lugar del crimen. Una molécula ultraespecífica que solo reacciona con las enzimas contenidas en el semen humano constituye la base de la tecnología. «Funciona gracias a la combinación de la enzima a la que se dirige, y la molécula elegida es extremadamente resistente contra condiciones externas como la sequedad y la temperatura», dice el coordinador del proyecto, el doctor Benjamin Corgier. Mejora de los resultados El reactivo se presenta en forma de polvo disolvente, que produce una solución pulverizable lista para su uso. Después de rociar la solución sobre materiales sospechosos como alfombras, sofás, ropa de cama o asientos de automóvil, gracias a una luz ultravioleta portátil se puede revelar la presencia de semen en un minuto. A continuación, se pueden tomar muestras de las manchas y enviarlas para que se realicen análisis de ADN. «Los resultados principales fueron las primeras pruebas positivas en materiales en los que las manchas de esperma nunca han sido identificadas tan específicamente por otras técnicas de cribado, como en el césped, la piedra y los interiores de automóviles hechos de plástico», explica el doctor Corgier. El principal reto al que se enfrentaba Sex-Assault-ID consistía en transferir el concepto del laboratorio al mercado. Tenían que conseguir un polvo seco estable que permitiera la detección específica de la fosfatasa ácida prostática que contiene el semen. Además, no debía afectar al ADN ni a la recogida de pruebas y, al mismo tiempo, debía cumplir con el proceso de producción habitual. Interés internacional Los investigadores probaron y validaron la formulación en aerosol para la detección de semen en el laboratorio y la encontraron compatible con la toma de pruebas y el análisis de ADN. También se ha elaborado un plan de negocio para los clientes de Europa, Norteamérica y el resto del mundo, y se han identificado los proveedores principales. Por último, también se ha evaluado un modelo de costes, precios y rentabilidad. Varios países, como China, Francia, Alemania, Japón, Nueva Zelanda, Suecia, el Reino Unido y los Estados Unidos, ya han mostrado interés en el producto. Sex-Assault-ID desarrolló con éxito un reactivo estable y fácil de usar en forma de aerosol que beneficiará a los usuarios al sustituir a los productos tóxicos anteriores y reducir el tiempo de detección. El sistema judicial y la sociedad en general también se beneficiarán de una mejora de más del 50 % en la precisión y la frecuencia de la recogida de ADN en los casos de agresión sexual. Además, la innovación de Sex-Assault-ID ayudará a resolver los casos de manera más eficaz y a llevar a los agresores ante la justicia más rápidamente antes de que puedan volver a delinquir, lo que reducirá la tasa de agresiones sexuales. «El uso sistemático del aerosol mejorará la recogida de pruebas, la investigación y el sistema judicial, con lo que las partes interesadas ahorrarán costes directos e indirectos», concluye el doctor Corgier.

Palabras clave

Sex-Assault-ID, ADN, aerosol, prueba, reactivo, mancha de semen, forense, lugar del crimen

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación