Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Membranas permeables para reducir drásticamente las emisiones de amoniaco de la ganadería

Una iniciativa financiada con fondos europeos ha desarrollado un novedoso sistema de tratamiento para captar y revalorizar el amoniaco atmosférico.

Cambio climático y medio ambiente
Alimentos y recursos naturales

La mayor parte de las emisiones de amoniaco provienen de la agricultura, en forma de gas producido por los purines y otros residuos agropecuarios en putrefacción y abonos, o de residuos de plantas de biogás. Esta sustancia puede combinarse con otros contaminantes de la atmósfera y crear partículas diminutas, denominadas PM 2,5, que pueden ser sumamente dañinas para los pulmones al inhalarse. Además, el amoniaco en las masas de agua resulta tóxico para los organismos acuáticos. En 2015, el sector agrario de la Unión Europea (UE) emitió 3 751 kilotoneladas de amoníaco y generó el 94 % de las emisiones totales de amoníaco de toda la región. En respuesta a esto, la UE elaboró la Directiva 2001/81/CE, que exige a los Estados miembros de la UE que tomen medidas para reducir las emisiones de amoniaco del ganado. Un sistema portátil El proyecto AMBIENCE, financiado con fondos europeos, abordó este reto investigando un método revolucionario para captar eficazmente amoniaco de explotaciones y plantas de biogás. «El sistema transforma el amoniaco en sulfato de amonio, un producto valioso para la fabricación de abonos y productos relacionados», explica Ricardo Romaguera, coordinador del proyecto. Los investigadores al cargo del proyecto desarrollaron un novedoso sistema de circuito cerrado altamente eficiente y de bajo coste basado en membranas permeables que captan el 70-80 % de las emisiones de amoniaco generadas por residuos animales y digestores de las plantas de biogás. «AMBIENCE es una planta de tratamiento modular revolucionaria, que permite que los ganaderos no solo capten sino también que revaloricen el amoniaco, lo cual disminuye sus efectos medioambientales, incrementa en más de un 10 % los ingresos ycontribuye a la economía circular», aclara Romaguera. El proyecto aceleró asimismo la adopción por parte del mercado y la penetración internacional de AMBIENCE gracias a un estudio de viabilidad dedicado en concreto a validar el mercado objetivo y su tamaño. Los investigadores también llevaron a cabo un estudio de competencia, un análisis de clientes y su disposición a pagar, y definieron la cadena de valor del producto. Además, se elaboró una hoja de ruta técnica para obtener una solución escalable industrial viable. Ventajas para los ganaderos El proyecto ayudará a reducir la cantidad de amoniaco en el aire originada por las instalaciones porcinas y avícolas, una de las mayores fuentes de contaminantes, y reducirá también la cantidad de amoniaco procedente de los residuos animales líquidos codigeridos anaeróbicamente en las plantas de biogás, que contienen niveles elevados de dicho gas. Estas ventajas ayudan a las explotaciones ganaderas y a los operadores de biogás a optimizar los costes de la gestión de residuos, a la vez que son viables desde una perspectiva medioambiental y económica, así como sostenibles. Es más, la planta de AMBIENCE puede ponerse fácilmente en marcha en las granjas y es portátil y compacta, lo cual permite tratar adecuadamente los residuos y reducir las emisiones de gases para garantizar el cumplimiento de la legislación. La aplicación de esta tecnología reducirá drásticamente los costes de tratar los residuos, dando lugar a un ahorro del alrededor de 4 euros por metro cúbico, puesto que estos pueden tratarse «internamente» y verterse conforme a la normativa vigente. AMBIENCE permite también la valorización de los residuos animales y de plantas de biogás obteniendo sulfato de amonio como producto final, que puede venderse a fabricantes de abonos como una nueva fuente de ingresos potencial. «Si todos los sectores agrícolas y ganaderos utilizaran la solución de AMBIENCE, podrían evitarse más del 65 % de las emisiones de amoniaco de todo el mundo», concluye Romaguera.

Palabras clave

AMBIENCE, amoniaco, emisiones, explotación, residuos, planta de biogás, tratamiento, abono, sulfato de amonio, ganado, Directiva 2001/81/CE

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación