Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

La modelización hidrológica echa una mano a la protección de las aguas

Han estrenado planteamiento la modelización de las consecuencias hidrológicas del cambio ambiental y la definición de estrategias de gestión para la conservación de la cantidad y la calidad del agua.

Cambio climático y medio ambiente

La trascendencia de disponer de herramientas fiables, capaces de prever las consecuencias hidrológicas del cambio climático y cualquier modificación de la utilización del suelo cae por su propio peso ante las crecientes preocupaciones medioambientales. En este clima, y con el propósito de mejorar los planteamientos de modelización hidrológica, se han empleado varios modelos que reproducen los procesos internos de captación. Éstos han sido sometidos a ejercicios de evaluación y validación a partir de observaciones de campo, mediciones y cuencas experimentales. Así, se han podido localizar carencias de los modelos, de primera importancia para mejorar las condiciones de modelización y comprender mejor el comportamiento de las cuencas. Entre los modelos hidrológicos utilizados y mejorados cabe citar un modelo de base física (SHETRAN), un modelo parsimonioso (TOPMODEL), submodelos relacionados con la interceptación forestal y la fusión de la nieve, y una metodología de aplicación hidrológica de radares de penetración de terreno (GPR). Asimismo se ha echado mano del seguimiento ambiental para el desarrollo de un nuevo paquete de software para el análisis de incertidumbre de la descomposición hidrográfica. Los modelos han sido ensayados con todo tipo de condiciones ambientales y por todo el territorio europeo, así como en concepto de varias modalidades de utilización y modificación del suelo: erosión, fusión de nieve, generación y compartimentación de flujos. Todo ello con fines de validación mediante datos experimentales y observaciones detalladas de los procesos hidrológicos internos de captación. El procedimiento se encuentra actualmente disponible para demostración. Se suman a los estudios la modelización digital del terreno (DTM), el empleo de sistemas de posicionamiento global (GOS), un nuevo modelo TOPKAPI y comparaciones con los dos populares modelos de gestión hídrica SACRAMENTO y BROOK. La ventaja que tiene la serie de modelos diseñados y optimizados es que ha potenciado marcadamente la modelización hidrológica, necesaria para evaluar varias hipótesis de cambio climático y la correspondiente modificación de la utilización del suelo. Desde el punto de vista práctico, información como la que ofrece la modelización interesa también para calibrar estrategias de gestión vitales para conservar los recursos hídricos.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación