Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Sistemas FV para alimentar regiones aisladas

Adaptar la red eléctrica de zonas remotas y aisladas a los sistemas fotovoltaicos no es cuestión de construir centrales industriales viables que cubran dichas regiones, sino más bien de interconectar sistemas FV autónomos y diseminados, tales como paneles solares colocados en los tejados, dentro de un único sistema de control central de red que almacene y distribuya energía natural a una zona mucho más extensa.

Energía

Los generadores diesel tradicionales tienen en su contra el problema de que son incapaces verdaderamente de mantener un suministro eficaz de energía a una amplia superficie de regiones aisladas o islas remotas. Puede darse la circunstancia de que la demanda supere la capacidad de los generadores diesel y se produzcan interrupciones. En el marco del proyecto que aquí nos interesa, se buscó implantar un sistema FV de control de red capaz de salvar estos obstáculos y de mejorar los criterios de regulación del suministro eléctrico, disponibilidad, frecuencia y voltaje, de tal forma que se sentaran las condiciones necesarias para establecer una red eléctrica más extensa y más eficaz. No sólo eso, sino que los responsables del proyecto se preocuparon por reducir el nivel de contaminación atmosférica y acústica asociada a los generadores diesel clásicos. Un elemento clave de este proyecto les el CEBS ("Central Energy Buffer System", o sistema central tampón de energía), de doble función. Su primera función será modular y almacenar el excedente energético generado por los sistemas FV interconectados de la isla, de modo que el excedente vertido al control central de red y procedente de los varios sistemas FV no se pierda y pueda satisfacer la demanda energética incluso en periodos punta. La segunda, sustituir a la larga y por completo los generadores diesel, reservándose éstos para situaciones extraordinarias. Este proyecto se materializará por etapas; la última (la de generación total de energía mediante FV) se alcanzará solamente cuando la isla cuente con suficientes sistemas FV autónomos para aportar una contribución decente al control central de red. El proyecto se concretará de la mano de los socios industriales TOTAL ENERGIE (Francia) y ANIT (Italia). Actualmente, TOTAL ENERGIE ya tiene en marcha tres proyectos en Guadalupe, Nueva Caledonia y Polinesia Francesa. Por innovadores y rentables que sean los métodos sustentados por el proyecto, los inconvenientes que acompañan a la incorporación de sistemas FV en regiones cuya población supera los 2.000 habitantes siguen restando valor al sistema. Los datos recabados en comunidades insulares griegas muestran que el coste global de los sistemas FV es superior al de los generadores tradicionales. Sin embargo, el sistema ha generado gran interés por una utilización en pequeñas comunidades aisladas o regiones en desarrollo de los países del Tercer Mundo, concretamente ahí donde pueda implantarse una red eléctrica híbrida, más ventajosa económica y ambientalmente.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación