Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Demostración de modelos de negocio de economía circular en el sector de la energía solar

¿Son económica y técnicamente viables los modelos de almacenamiento como servicio que utilizan baterías de segunda vida para consumidores finales profesionales? Así lo afirma el equipo de un proyecto financiado con fondos europeos, que lo demuestra en una planta fotovoltaica (FV) de Bélgica.

Cambio climático y medio ambiente
Energía

A medida que los mercados de la energía FV y los vehículos eléctricos (VE) crecen y aumenta su demanda de materias primas, ¿qué ocurre con los paneles FV y las baterías cuya vida útil ha llegado a su fin? Consciente de que en la actualidad entran en el flujo de residuos y se reciclan o destruyen, lo que constituye un nuevo reto medioambiental, el equipo del proyecto financiado con fondos europeos CIRCUSOL buscó otra solución. El proyecto reunió a quince socios de siete países europeos para desarrollar y demostrar modelos de negocio de sistemas de producto-servicio (PSS, por sus siglas en inglés) para la economía circular en el sector de la energía solar. En los modelos de PSS de CIRCUSOL, un proveedor permite a los usuarios generar y almacenar energía solar como servicio. Aunque los paneles FV y las baterías se instalan en el emplazamiento del usuario, el proveedor sigue siendo su propietario y, por lo tanto, el responsable de decidir si deben instalarse en otro lugar o enviarse a reciclar al final de su vida útil en el emplazamiento. Los modelos de negocio de PSS son beneficiosos para los usuarios (reducen su inversión inicial), para el medio ambiente (reducen los residuos) y para los proveedores (proporcionan ingresos diversificados y periódicos). CIRCUSOL ha validado estos modelos en cinco demostradores comerciales reales, uno de los cuales es la planta FV Cloverleaf ubicada en Heusden-Zolder (Bélgica).

Almacenamiento como servicio

El centro de demostración de Cloverleaf se encuentra en una instalación de recarga de VE que ya cuenta con una instalación FV proporcionada por Futech, socio del proyecto CIRCUSOL, en virtud de un acuerdo de compra de energía. El demostrador está al lado de la planta FV de 2 MW e incluye un centro comercial con un restaurante, una estación de servicio, un aparcamiento cubierto para camiones climatizados que pueden conectarse cuando están estacionados y un punto de recarga para VE. El objetivo de CIRCUSOL era demostrar la viabilidad económica y técnica de un modelo de almacenamiento como servicio utilizando baterías de segunda vida para consumidores finales profesionales. De conformidad con el acuerdo de compra de energía, Futech —como inversor— sigue siendo el propietario de la planta FV y también es responsable de su mantenimiento. A su vez, el propietario del centro comercial paga una tarifa mensual por el consumo eléctrico que es mucho más baja que los precios de la electricidad de la red. Con el objetivo de aumentar el autoconsumo eléctrico en las instalaciones de Cloverleaf, en el acuerdo se incluyó un componente de almacenamiento. Así, para decidir el tamaño óptimo de la batería, Futech estudió los cambios de consumo en el emplazamiento desde el momento en que se instaló un punto de recarga con 12 supercargadores para vehículos eléctricos en 2017. Tal como se indica en un artículo de «pv magazine», el consumo pasó del 22,8 % al 45,4 % en 2020. Al estar situado en una ubicación favorable cerca de dos autopistas, se han elaborado planes para instalar más estaciones de recarga rápida de corriente continua, señala la noticia. Como consecuencia, Futech decidió integrar un pequeño sistema de baterías de segunda vida de 84 kWh procedente del sector automovilístico, con la posibilidad de ampliar la capacidad de las baterías en el futuro. «El aumento del autoconsumo —provocado, por un lado, por la instalación de cargadores para VE y, por otro, por la integración de una batería de segunda vida— permite al propietario de la instalación comprar una cantidad bastante elevada de electricidad a Futech a un precio aproximadamente un 30 % más bajo que el de la electricidad de la red. A su vez, Futech se beneficia del hecho de que una mayor parte de la producción FV puede ofrecerse al propietario de la instalación a un precio significativamente mayor que cuando se inyecta en la red, donde los precios suelen ser muy inciertos», se afirma en la noticia. CIRCUSOL (Circular business models for the solar power industry) finaliza en noviembre de 2022. Para más información, consulte: Sitio web del proyecto CIRCUSOL

Palabras clave

CIRCUSOL, vehículo eléctrico, VE, fotovoltaica, FV, batería de segunda vida, energía, almacenamiento, economía circular, energía solar, almacenamiento como servicio

Artículos conexos