Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Curando la pérdida de sensibilidad inducida por lesión

La médula espinal es una parte determinante del sistema nervioso central, que conduce los impulsos nerviosos motores y sensitivos hacia y desde el cerebro. El daño al cordón espinal es difícil de recuperar, ya que los nervios afectados en este tejido son imposibles de reparar. Ante este desafío, una nueva y prometedora actividad de investigación busca resolver el problema de la regeneración de los nervios de la médula espinal y aumentar las expectativas de recuperación de los pacientes.

Salud

El cuerpo humano contiene millones de células con funcionalidad diferente. La médula espinal trabaja como una red de información con los nervios saliendo hacia las diferentes partes del cuerpo para transferir las señales sensitivas y motoras. La masa del tejido nervioso en la médula espinal consta de fibras y células nerviosas. Una diferencia característica entre estos nervios y la mayoría de las células tisulares es que aquéllos son incapaces de regenerarse cuando son dañados. Esto afecta de manera importante a la funcionalidad de los sistemas sensorio y motor, y es causa de que los pacientes padezcan discapacidades para toda la vida. Concentrándose en las lesiones de las fibras nerviosas, un estudio de investigación avanzado logró remodelar estas fibras para subsanar su fracaso funcional. La actividad de investigación probada experimentalmente comprende concretamente tres procedimientos separados. El primero comprende el trasplante de células nerviosas sensoriales embrionarias, que asumen el proceso de crecimiento normal del organismo huésped para el brote y el desarrollo gradual de fibras nerviosas en el sitio de la lesión. El segundo incluye la administración local de factores de crecimiento específicos, que son agentes que estimulan el crecimiento nervioso bloqueando los factores inhibidores de crecimiento. El tercero se refiere al trasplante de células de soporte no nerviosas que estimulan nuevas comunicaciones entre las células y contribuyen al crecimiento de las fibras nerviosas. El resultado de este estudio es sumamente optimista en lo que se refiere a la recuperación de la sensibilidad y función motora de los pacientes discapacitados. Puesto que las condiciones de los experimentos realizados son similares a las observadas en pacientes con avulsión del plexo braquial, el rasgado violento de los nervios espinales que inervan brazo, antebrazo y mano, los resultados pueden aplicarse también en tales casos. Además, cosechando del caudal creciente de nuevos resultados, se espera que esta investigación sea una gran promesa en la manera de tratar el daño a la médula espinal y el sistema nervioso central.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación