Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Los biosensores, vigilantes para los enfermos críticos

El estado de salud de los pacientes críticos podrá vigilarse mediante biosensores capaces de pronosticar el estado de choque.

Salud

El estado de choque se caracteriza por una disrupción brutal de la regulación metabólica, originada por la hipoxia de los tejidos, esto es, una oxigenación insuficiente. El desarrollo de biosensores capaces de vigilar constantemente estos cambios metabólicos en los tejidos posibilitará una evaluación de gran precisión del estado de los pacientes críticos. En el marco de este proyecto se han desarrollado biosensores para lactatos y metabolitos intermediarios interrelacionados tales como el piruvato, la glucosa y el glutamato, mecanismos de evaluación cuantitativa y predictiva del estado del paciente. Los biosensores utilizan una gama de sensores implantables microfabricados y miniaturizados aptos para garantizar una vigilancia "in vivo" y "ex vivo". Vitales para el desarrollo de los biosensores han resultado ser las barreras de membranas enzimáticas y poliméricas nuevas y modificadas a efectos de medición directa de metabolitos a cambio de una manipulación mínima de muestras. Este avance tecnológico ha favorecido la integración de sensores con una nueva técnica de acceso a los tejidos, llamada de "Open Microflow" (microflujo abierto). Este procedimiento consiste hidratar el tejido mediante un flujo de fluido sin bombeo, con lo que mejora el rendimiento "in vivo" del biosensor. Esta línea de investigación ha incrementado además el conocimiento del estado de choque.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación