Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Catalogación electrónica, vía imperial de las bibliotecas

La normalización de los servicios bibliográficos electrónicos a efectos de eficacia, facilidad y rentabilidad de la búsqueda es un fin ambicioso y loable si se tiene en cuenta la cantidad de tiempo, dinero y esfuerzos que la mayoría de la gente y las organizaciones dedica a recabar información.

Economía digital

MARC, acrónimo de "MAchine Readable Cataloguing" (catalogación legible por máquina), adelanta la próxima generación de plataformas de lenguaje diseñadas para remediar las dificultades funcionales específicas que se dan en el acceso electrónico a las bases de datos y catálogos bibliográficos. La iniciativa ha sido adoptada por la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias para apoyarse en ella a la hora de normalizar e integrar sus servicios, con el fin de digitalizar las bibliotecas públicas en una red de datos totalmente compatibles, sin importar las disparidades de prácticas de registro de las estructuras de datos de que ya pudieran disponer las bibliotecas. Considerando el parecido que mantienen los servicios prestados por la mayoría de las bibliotecas y la orientación fundamental a servicios de MARC, la compatibilidad del intercambio de plataformas no sólo constituye una solución viable económicamente, sino que ofrece una función inmejorable para usuarios potenciales. De hecho, dedicándose al negocio de intercambiar información, MARC encara la necesidad de brindar a quienes buscan información la opción de efectuar el correspondiente pago en línea, además de todas las funciones de facilidad y seguridad que requiere un servicio de estas características. MARC es capaz asimismo de manejar pedidos, préstamos interbibliotecarios y la entrega de documentos electrónicos, en lo que constituye un programa dotado de un amplio catálogo de aplicaciones. Partiendo de los sistemas Z39.50 y OPAC, si bien la oferta no se constriñe estrictamente a éstos, utilizados oficialmente por los recopiladores profesionales de datos, MARC está revolucionando el mundo digital con aplicacioncitas avanzadas de inventivos mandatos y etiquetado de metadatos. Se trata de facilitar las tareas de rastrear, seguir la pista, actualizar, catalogar, reproducir, buscar y recuperar información de carácter electrónico. La adaptabilidad de MARC brindará además a las fuentes de información, desde museos hasta centros de investigación y dominios públicos, la posibilidad de transmitir, almacenar o aprovechar datos en la comunidad de sistemas interconectados. La multiplicidad de formatos siempre ha supuesto un freno a la eficacia de las fuentes de información interconectadas. Y era muy habitual tener que convertir la información en un formato "legible". Con la entrada de MARC al mundo de medios electrónicos, los problemas de compatibilidad sencillamente se desvanecen. MARC integra infaliblemente los criterios de búsqueda con los estándares HTML, XML, SGML, MPEG, JPEG, PDF, TXT y GIFF, cuya compatibilidad con la mayoría de las interfaces disponibles los convierten en formatos más accesibles y fáciles de usar para el público en general. En la oferta de MARC bien podrían inspirarse no solamente la capacidad incisiva de bibliotecas y proveedores de información, sino también, gracias al potencial y las altas dosis de comodidad del sistema, la labor de los investigadores y la investigación en general.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación