Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Edificación más verde

Un edificio “verde” es en esencia un edificio eficaz energéticamente, con calidad del aire interior satisfactoria y de construcción y mantenimiento rentables. La mayoría de los esfuerzos de edificación verde se han encaminado hasta la fecha a desarrollar sistemas independientes que funcionen autónomamente para ejecutar uno o más de los citados objetivos. Un grupo de expertos multidisciplinario y complementario ha logrado integrar sistemas independientes de calefacción, ventilación y aire acondicionado en una unidad completa, conocida como TRIPLESAVE, capaz de satisfacer todos los objetivos de los edificios verdes.

Tecnologías industriales

Practicar la ideología de "edificios verdes" hace que sea posible reducir la presión que ejerce la construcción en los recursos energéticos naturales. En estos momentos la construcción y los requisitos de funcionamiento de los edificios consumen más materiales y energía que ninguna otra actividad. El incremento de la demanda de los consumidores, combinada con el crecimiento de la población humana, está reduciendo los recursos de energía natural en todo el mundo, aun cuando la innovación tecnológica crea nuevo posibilidades. Los métodos de edificación eficaces son los que mejoran la calidad de vida y protegen el medio ambiente. Hasta ahora muchos de esos esfuerzos han apuntado a reducir la energía utilizada por sistemas y aparatos con finalidad de uso específica, por lo general sin afectar a los servicios prestados. De este modo, suelen reducir el consumo global de electricidad a largo plazo, a menudo sin consideración explícita del ahorro a corto plazo. Tal ahorro se obtiene generalmente mediante la sustitución con equipos técnicamente más avanzados para producir el mismo nivel de servicios específicos tales como los de iluminación, calefacción, aire acondicionado y ventilación con menos consumo de potencia. Un ejemplo es la unidad TRIPLESAVE, diseñada para proporcionar en excelentes condiciones iluminación diurna, ventilación de almacenamiento pasivo y calefacción y refrigeración solares. Se compone de una estructura integrada llamada tubo de escape de luz que permite que la luz del día penetre desde el techo y simultáneamente permite la salida de aire fuera del edificio. El comportamiento del sistema ha sido ampliamente estudiado para una variedad de tipos y formas de edificios, en diferentes condiciones ambientales y geográficas. El estudio muestra que el sistema es viable para distintos climas y esas características constituyen una solución incomparable para adoptarlo en escuelas y edificios de oficinas y de venta al detalle, así como en edificios comerciales. El concepto de integración multiplica las ventajas de este sistema sumamente innovador. Combinándose el almacenamiento, el tubo de luz y el tubo de calor solar en una sola entidad integrada se ahorra mucho espacio y se recorta el gasto de componentes. A diferencia de productos anteriores, este diseño pasivo es más eficaz y más barato al requerir menos potencia eléctrica al tiempo que reduce la carga medioambiental. Otra característica importante es que la radiación infrarroja es absorbida en el tubo de almacenamiento, con lo cual disminuye la carga de calor y se consolida el efecto de almacenamiento. De esta forma se crea un entorno natural con una alta calidad de vida. Ya está previsto el desarrollo comercial del sistema TRIPLESAVE, al que se le auguran beneficios directos tanto para los propios propietarios de edificios, como para las compañías industriales y la industria de la construcción, que pasarán a ser más competitivas en el mercado internacional de sistemas y edificios de baja energía. No sólo eso, sino que se pronostica el crecimiento de la demanda de componentes para iluminación diurna y calefacción solar, que incrementará la ya abundante fabricación de estos dispositivos. Sin olvidar que el diseño pasivo del sistema, el uso de energía solar y el empleo de un fluido de trabajo inocuo para la capa de ozono evidentemente beneficiarán al medio ambiente. Mejorar el estilo de vida es una prioridad para todos, que tiene sus límites en la calidad del entorno. En edificios verdes nuevos o remodelados, podemos mejorar la calidad del aire interior, manteniendo soportables nuestras cuentas y conservando el medio ambiente para las generaciones venideras.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación