Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

El innovador servicio de depósitos da un nuevo significado a la gestión de la información

La demanda existente en las sociedades de la información modernas para que las bibliotecas ofrezcan información ha llevado a la creación de depósitos digitales de información. Estos depósitos han modificado la forma en que se estructura, se divulga y se almacena la información.

Economía digital

Dentro del proyecto SCHOLNET, OpenDLib vio la creación de varios servicios que mejoran el rendimiento y el valor de las bibliotecas digitales. La información digital puede divulgarse en múltiples formatos y en distintos contextos, por lo que resultaba imprescindible crear una fuente única compatible con todos los formatos. Teniendo esto en cuenta, el servicio de Depósito de OpenDLib creó un servicio que combinaba servicios tradicionales de biblioteca y funciones de biblioteca digital. Además, el servicio Depósito soporta formatos de plataformas cruzadas, como el MARC que utilizan los profesionales del sector o el formato RFC-1807 que utiliza el público general. Estos formatos de metadatos deben ajustarse a las estructuras del modelo de documento de la biblioteca digital (DoMDL) y, por tanto, representan el primer mecanismo flexible que responde a las crecientes necesidades y demandas de la Biblioteca Digital. A pesar de que el Servicio de Depósito es una herramienta realmente potente que ofrece características tales como metadatos derivados y clases de manifestaciones variables, también comprende otras características como son los servicios de Recopilación, Búsqueda y Servicios Personalizados. Estos servicios ofrecen enlaces fundamentales a la manejabilidad de los datos, ya que la información digital se tiene que poder recopilar, buscar y personalizar de acuerdo con determinados criterios para que sea útil y valorable. No obstante, el proyecto SCHOLNET decidió ir más allá de las características habituales de los servicios, y parte de la diferencia dinámica se basa en la forma en que estos están estructurados. Por ejemplo, el Servicio de Recopilación es algo más que una solución de portal para sus comunidades digitales. Uno de los problemas que tienen las estructuras de portal es que se necesita un portal nuevo cada vez que la comunidad cambia sus requisitos. El Servicio de Recopilación, sin embargo, permite la autoestructuración dinámica del contenido o de las condiciones del portal, haciendo así que el servicio sea mucho más flexible. Por tanto, la modificación de los criterios ya no requiere un cambio del portal. Junto con el Servicio de Búsqueda, el Mediador de Consultas, el Índice y el Servicio de Navegador actúan como herramientas mejoradas que ofrecen servicios de buscador inteligente inigualables. El Mediador de Consultas en concreto puede resolver problemas de red, servidor o protocolo, permitiendo así que la información esté disponible aun cuando estas características no funcionan. Por tanto, el sencillo dinamismo del proyecto SCHOLNET ofrece una excelente mediación en materia de información, y debería servir para ayudar no sólo a aquellos que necesitan servicios de información especializada, sino a todos los depósitos de información del futuro.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación