Skip to main content

Identification of the molecular mechanisms whereby actin and myosin1b shape sorting endosomes

Article Category

Article available in the folowing languages:

Regulación del tráfico celular de proteínas

El transporte de materiales hacia el interior y el exterior de la célula es un proceso complejo que implica la reorganización de la membrana y la consiguiente formación de endosomas, unas vesículas transportadoras. Unos investigadores europeos han estudiado el papel de dos proteínas en la remodelación de la membrana celular.

Salud

La célula constituye un entorno dinámico que requiere la importación y exportación de moléculas. La impermeabilidad de la membrana a las moléculas polares de gran tamaño como las proteínas supone un obstáculo para el transporte de material hacia el interior celular. La endocitosis permite a la célula llevar a cabo este proceso mediante la remodelación de la membrana, altamente restrictiva. Junto con la actina, que forma el citoesqueleto, la miosina tiene un importante papel en la reorganización membranosa y en su deformación, necesarias para la generación de vesículas. En la membrana plasmática, por ejemplo, la formación de pliegues o invaginación da lugar a los endosomas. Sin embargo, el papel de la miosina 1 y la actina en la remodelación de las membranas intracelulares, como la red del trans Golgi (TGN), no se conoce con precisión. El objetivo del proyecto Endomyoshape («Identificación de los mecanismos moleculares por los que la actina y la miosina 1b conforman los endosomas de clasificación»), financiado por la UE, consistió en estudiar la mecánica molecular de la formación de endosomas en la TGN. Los científicos se centraron en la participación de la Myo1b (una proteína de la familia de la miosina 1) en la regulación de la endocitosis. Los investigadores de Endomyoshape descubrieron que Myob se acumula en la TGN, demostrando que esta proteína, junto con el citoesqueleto de actina, promueve la formación de los precursores de transportadores tubulares que se originan en este orgánulo subcelular. Myo1b desencadena una fuerza que controla el ensamblaje de los focos de F-actina, favoreciendo así la creación de los túbulos en cooperación con el citoesqueleto de actina. De esta forma, el proyecto ha proporcionado indicios de la implicación de la actina y la miosina 1b en la regulación de la forma de los orgánulos, iniciando la formación de los transportadores post-Golgi mediante el control de la remodelación de las membranas que componen la TGN. La comprensión de la regulación del tráfico endocítico permitirá profundizar en el conocimiento de muchas patologías. Entre ellas se incluyen algunas enfermedades hemorrágicas y relacionadas con la pigmentación, diversas neuropatías, la enfermedad renal y la ceguera. Algunos tipos de cáncer también están relacionados con defectos en la regulación de la endocitosis.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación