Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Los hongos de la rizosfera, bajo estudio

Las plantas y los hongos que viven en la rizosfera han co-evolucionado durante más de cuatrocientos millones de años. Unos investigadores europeos probaron los efectos de un entorno radicular cambiante sobre la genética de los hongos.

Cambio climático y medio ambiente

Los hongos micorrízicos arbusculares (AMF) establecen unas relaciones simbióticas mutualistas con las raíces de la mayoría de las plantas terrestres. Curiosamente, estos organismos son coenocíticos, es decir, son organismos multinucleados. Los investigadores del proyecto financiado por la Unión Europea «Environmental heterogeneity and AMF genetic diversity» (AMFGENDIV) han estudiado si esta heterogeneidad genética tiene su origen en la variación de las condiciones ambientales. El diseño experimental básico empleó hasta un máximo de tres individuos AMF (todos procedentes de diferentes esporas) y tres especies de plantas. Los planes futuros de investigación emplearán este diseño experimental, donde se incorporarán más variables y se probará para contaminación cero. Los investigadores analizaron la respuesta de crecimiento de las plantas y encontraron efectos significativos de la segregación en los AMF. Se encontraron tanto respuestas positivas como negativas entre los AMF y las plantas. Es más, se encontraron indicios de que se había producido selección a nivel de los AMF. Los investigadores del proyecto AMFGENDIV también establecieron nuevos cultivos de AMF in vitro. Además, se obtuvieron líneas celulares únicas a partir del cultivo de una única espora. Un cambio en el hospedador produjo efectos en el crecimiento de los diferentes linajes. Los resultados también indican que el número inicial de esporas es crítico para el crecimiento fúngico. Sin embargo, no se observó de manera clara la segregación con los marcadores empleados. Una característica muy curiosa de estas relaciones planta-AMF es que la planta proporciona más nutrientes para el «mejor» hongo cuando están separados espacialmente. Unos experimentos mostraron indicios de un efecto aditivo del genotipo del AMF en el crecimiento de la planta. Es más, hubo efectos de la planta y del tratamiento con fosfato, así como interacciones significativas entre las diferentes especies de planta, el tratamiento con fosfato y los aislados de AMF. No se puede obviar la importancia de los hongos micorrízicos arbusculares para favorecer la seguridad alimentaria global. Entre las ventajas que proporciona una rizosfera sana se encuentra una mejor nutrición, la resistencia a patógenos y a la toxicidad y la facilitación de la colonización. La investigación del proyecto AMFGENDIV ha aumentado el conocimiento sobre el mantenimiento de la diversidad genética fúngica a nivel de individuo.

Palabras clave

Rizosfera, hongos micorrízicos arbusculares, simbiosis mutualista, heterogeneidad genética, medio ambiente, espora, tratamiento con fosfato

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación