Skip to main content

The dynamic between airlines and high-speed trains in Europe

Article Category

Article available in the folowing languages:

Las relaciones entre el transporte aéreo y por ferrocarriles de alta velocidad

Un estudio europeo estudió las interacciones entre el tren de alta velocidad y los vuelos cortos. Los trenes de alta velocidad podrían en ocasiones sustituir las rutas aeronáuticas de corto alcance, logrando además una leve reducción en la contaminación de efecto invernadero.

Cambio climático y medio ambiente

Los políticos europeos confían en reducir el impacto del transporte y una de las propuestas es la de sustituir los vuelos cortos por líneas de tren de alta velocidad. No obstante, aún no se sabe a ciencia cierta cómo interactúan y compiten estos dos medios de transporte. El proyecto financiado con fondos europeos «The dynamic between airlines and high-speed trains in Europe» (DATE) investigó opciones de transporte a media distancia más respetuosas con el medio ambiente. En él se propuso una evaluación del potencial de los trenes de alta velocidad para reducir el transporte aéreo y las formas de lograr esta reducción. La investigación contó con una revisión bibliográfica y un análisis econométrico ejecutados desde junio de 2011 hasta mayo de 2013. El estudio bibliográfico inicial se ocupó de la interacción entre las aerolíneas y los trenes de alta velocidad y más en concreto el modo de sustituir unas por otros. Los datos disponibles en torno a la influencia de la implantación de un nuevo servicio de trenes de alta velocidad sobre la demanda eran hasta ahora escasos, pero el proyecto concluyó de forma preliminar que cerca del 20 % de la demanda tras dicha introducción es nueva. Todo ello conduce a asumir que tras entre dos y cuatro años de ponerse en marcha un servicio la demanda inducida se sitúa entre el 10 y el 20 %. Durante este periodo cerca del 80 % de los pasajeros serán aquellos que antes utilizaban otros medios de transporte, incluido entre ellos el tren convencional. Los servicios ferroviarios de alta velocidad nuevos pueden ejercer un efecto negativo en el ferrocarril convencional y en los vuelos de corta distancia, mientras que el efecto sobre el transporte por automóvil resulta más complejo. El análisis econométrico se dedicó al efecto del tren de alta velocidad sobre los servicios aéreos existentes entre 162 pares de ciudades de toda Europa. El estudio apuntó a que el tren de alta velocidad y las aerolíneas de bajo coste compiten en mercados similares. Los trabajos de modelización sacaron a la luz que una duración razonable de los trayectos en tren de alta velocidad provoca una reducción en el uso de los servicios aéreos. La frecuencia de los trenes de alta velocidad tiene poco efecto en dichos servicios aéreos. Los efectos de los servicios nodales ofrecidos por las aerolíneas apuntan también a las ventajas que aporta un mayor servicio de trenes de alta velocidad en aeropuertos, si bien las interacciones son difíciles de predecir. Las emisiones de gases de efecto invernadero ahorradas mediante el tren de alta velocidad son reducidas en comparación con el impacto de los vuelos a larga distancia, si bien el tren no compite con estos servicios. En términos generales se podría afirmar que el tren de alta velocidad sustituirá a los vuelos de corta distancia. No obstante, la introducción de servicios nuevos sólo resulta viable en algunas rutas con suficiente demanda. El proyecto DATE contribuyó a dar respuesta a varias cuestiones relevantes que se plantea la UE con respecto a la interacción entre el tren de alta velocidad y los vuelos cortos y su impacto en las emisiones con efecto invernadero.

Palabras clave

Aerolíneas, tren de alta velocidad, vuelos cortos, contaminación de efecto invernadero, impactos medioambientales, transporte, trenes de alta velocidad, medios de transporte, ferrocarril convencional, servicios aeronáuticos, servicios nodales, hubbing

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación