Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Propuestas de nuevos programas de la UE en los campos de la educación, la formación y la juventud a partir del 2000

La Comisión Europea ha adoptado propuestas para la puesta en práctica de la nueva generación de programas en el campo de la educación (SOCRATES), la formación (LEONARDO DA VINCI) y la juventud. Estos nuevos programas comenzarían el 1 de enero del 2000 y estarían en vigor hasta...

La Comisión Europea ha adoptado propuestas para la puesta en práctica de la nueva generación de programas en el campo de la educación (SOCRATES), la formación (LEONARDO DA VINCI) y la juventud. Estos nuevos programas comenzarían el 1 de enero del 2000 y estarían en vigor hasta el 31 de diciembre del 2004. La Comisión propone, con respecto a la puesta en práctica de dichos programas, un presupuesto global de 3.000 millones de ecus, de los cuales 1.400 millones de ecus se destinarían a la segunda fase del programa SOCRATES, 1.000 millones de ecus a la segunda fase del programa LEONARDO DA VINCI y 600 millones de ecus a la puesta en práctica del plan de acción comunitario "Juventud". Estas cifras representan un incremento general de un 60% sobre las dotaciones presupuestarias de los programas actuales. La propuesta supondría una reorganización radical de los programas actuales y se caracteriza por la concentración de las intervenciones comunitarias en un número limitado de objetivos y por la simplificación de los procedimientos operativos. De conformidad con la comunicación "Hacia una Europa del conocimiento" y las recomendaciones de la "Agenda 2000", esta propuesta se centra fundamentalmente en la necesidad de proporcionar a los ciudadanos europeos la oportunidad de acceder a la educación durante toda su vida. Las propuestas tratarán de integrar tres objetivos principales: - fomentar el empleo, de conformidad con las decisiones del Consejo Europeo de Luxemburgo, mediante el desarrollo de competencias y cualificaciones; - incrementar el potencial de conocimiento con el fin de crear las condiciones sociales y técnicas necesarias para promover la competitividad de Europa en el futuro; - garantizar el acceso de los ciudadanos a los valores que acrecentan su sentimiento de pertenencia a un área social y cultural común.