Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Mapas de zonas de riesgo para reducir las consecuencias de las catástrofes naturales

El proyecto financiado por el 7PM INCREO tiene muy claro que más vale prevenir que curar y trabaja para poner en marcha un sistema que permita prepararse ante catástrofes y mitigar sus efectos mediante mapas de vulnerabilidad y riesgos.

Los servicios de emergencias, protección civil y gestión de catástrofes verán aliviada su carga de trabajo gracias al proyecto europeo INCREO («Increasing Resilience through Earth Observation»). El impacto del cambio climático ya es notable y Europa sufre cada año distintas catástrofes naturales, por ejemplo en forma de inundaciones. INCREO ha creado servicios de Observación de la Tierra (OT) diseñados para gestionar distintos riesgos y confeccionados a la medida de las necesidades del usuario. El proyecto recoge datos de OT generados por el programa Copérnico de la Unión Europea (denominado hasta hace poco GMES, Vigilancia Mundial del Medio Ambiente y la Seguridad). INCREO aborda situaciones con múltiples riesgos en las que las catástrofes pueden desencadenarse de manera simultánea o a consecuencia unas de otras. Para el estudio práctico, sus responsables seleccionaron fallos en presas, marejadas ciclónicas con olas de altura, inundaciones y corrimiento de tierras. En octubre de 2014 el proyecto generó su primer mapa global sobre resiliencia y vulnerabilidad para las zonas del suroeste europeo y el sureste asiático y lo publicó en la sección de productos de su sitio web (http://www.increo-fp7.eu/products/). Además subió a su servidor un mapa de vigilancia de los movimientos del suelo del condado de Buzau (Rumanía). La reducción de las consecuencias que acarrean las catástrofes obliga a conocer mejor la influencia de los cambios climáticos y socioeconómicos así como las zonas en las que pueden producirse dichas catástrofes. Los datos de OT contribuyen a efectuar estas evaluaciones y modelar dichos cambios, abriendo la puerta al desarrollo de estrategias de gestión del riesgo sostenibles. No obstante, la percepción del riesgo que poseen las comunidades en zonas vulnerables no suele ajustarse a la realidad.Esta percepción deficiente puede conducir a la puesta en práctica de medidas insuficientes con las que reducir las consecuencias de las catástrofes. En ciertos casos, la falta de concienciación puede implicar que el suelo se emplee de forma que se agrave la catástrofe. El uso de técnicas cartográficas y de imagen satelital en INCREO aporta una instantánea fidedigna de una ubicación, aumentando de este modo el grado de concienciación y conduciendo a la aplicación de estrategias de mitigación en los casos en los que el riesgo sea inevitable. La evacuación de los residentes es uno de los temas más importantes para los equipos de protección civil en caso de catástrofe, razón por la que en el proyecto se propone emplear datos de OT para calcular la densidad de población. El equipo precisa por tanto desarrollar una forma de acceder a toda la información necesaria de teledetección para proceder a su calibración antes de generar resultados precisos. En este proyecto internacional participan diez socios de siete países y su consorcio lo forman empresas como Airbus y organismos involucrados en la protección de emplazamientos vulnerables como UNESCO Venecia. Coordinado desde Francia, INCREO cuenta con un presupuesto cercano a los 3 millones de euros, de los que cerca de 2 millones de euros proceden del 7PM de la Unión Europea. Para más información, consulte: INCREO http://www.increo-fp7.eu/

Países

Francia