Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Una iluminación nueva para proteger las pinturas de la Capilla Sixtina

Investigadores financiados con fondos europeos han demostrado la posibilidad de iluminar museos y otros espacios públicos con LED de manera rentable y y sin dañar las obras de arte.

Las imágenes que Miguel Ángel pintó en la Capilla Sixtina del Vaticano ya se pueden apreciar mejor que nunca gracias a una iluminación innovadora basada en LED (diodos emisores de luz). El sistema nuevo, desarrollado por el proyecto financiado con fondos de la Unión Europea LED4ART, permite que los visitantes aprecien mejor las pinturas y los frescos, protege las pinturas de posibles daños y consume bastante menos electricidad que los sistemas de iluminación convencionales. Esta instalación sirve para demostrar a museos y galerías la posibilidad de emplear tecnologías de iluminación flexibles y eficaces que además ofrezcan una eficiencia energética extraordinaria. La sustitución del sistema de iluminación de la Capilla Sixtina por otro LED de última generación ha generado un ahorro eléctrico de hasta el 90 %. Los LED basados en semiconductores inorgánicos poseen una eficiencia energética enorme y ofrecen una alternativa más respetuosa con el medio ambiente que los sistemas de iluminación tradicionales. En su fabricación no se usa mercurio, poseen una larga vida útil y su uso generalizado contribuiría a que Europa ahorrase una cantidad considerable de energía. En Europa se podría reducir a la mitad en algo más de veinte años las emisiones de dióxido de carbono derivadas del consumo eléctrico en el caso de optar por sistemas de iluminación LED. Este cambio resulta, por tanto, una de las formas más rentables y sencillas que posee Europa para reducir las emisiones de CO2 y combatir el calentamiento global sin necesidad de crear tecnologías nuevas. En LED4ART también se tuvo muy en cuenta el aspecto de la conservación de las obras de arte, pues se quiso demostrar que la iluminación LED puede contribuir enormemente a proteger este tipo de obras al ser menos agresiva que otras formas de iluminación artificial. Además, los LED ofrecen una iluminación fantástica que garantiza que los visitantes puedan apreciar las obras en toda su belleza. Y qué mejor obra de arte para demostrarlo que la Capilla Sixtina, a la que cada año acuden millones de visitantes con la intención de contemplar los frescos del S. XV de Botticelli y Perugino y la obra maestra de Miguel Ángel pintada en la bóveda. La luz ultravioleta ha ido restando brillo a estas pinturas de quinientos años de antigüedad, por lo que era necesario dar con una solución práctica que permitiera disfrutar de las pinturas en un entorno con más garantías de protección. La opción escogida fue cambiar la iluminación de bombillas convencionales por diodos LED. El proyecto LED4ART instaló cerca de 7 000 LED en la capilla camuflados tras un saliente que rodea la sala. Se configuró además el espectro de color de cada punto de luz para garantizar que la luz resultante se asemejara lo más posible a la natural, esto es, que no hubiese demasiados azules o rojos que dificultaran la apreciación de las obras de arte. Esta instalación LED garantiza una iluminación uniforme de las obras de arte y que los frescos puedan apreciarse en todo su esplendor. La flexibilidad de la instalación permite configurar cada punto de luz para dar la impresión de que la capilla está continuamente iluminada por luz natural. El éxito de este proyecto de demostración animará a probar la iluminación LED en otros espacios y museos. LED4ART se puso en marcha en enero de 2012 y estará activo hasta el 31 de diciembre de 2014. El proyecto recibió un total de 867 000 euros de financiación europea. Para más información, consulte: LED4ART http://www.led4art.eu/

Países

Alemania

Artículos conexos