Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Cooperación internacional en investigación sobre el Atlántico, nuestro recurso compartido

Debemos colaborar con nuestros socios de investigación internacionales con el fin de entender, proteger y desarrollar, de forma sostenible, nuestros océanos de cara al futuro. Ese fue el mensaje principal emitido por el comisario Moedas en un congreso reciente dedicado al Atlántico.

En su intervención en el congreso «El Atlántico, nuestro recurso compartido: hacer realidad la visión de futuro» celebrado en Bruselas, el comisario de Investigación, Ciencia e Innovación Carlos Moedas destacó la importancia del Atlántico y de otros océanos como recursos fundamentales para la vida y también nuestra responsabilidad de cara a protegerlos y sacar partido a su abundancia. También señaló el impulso dado por la comunidad internacional a la investigación atlántica transfronteriza, impulso formalizado hace dos años con la firma de la Declaración de Galway sobre cooperación en el Océano Atlántico. Para garantizar que las generaciones actuales y futuras puedan beneficiarse de la riqueza de los océanos, deberemos avanzar a grandes pasos en lo que a la investigación concierne. Por ejemplo, mejorando nuestra capacidad de observación y previsión oceánica, nuestra comprensión de las dinámicas oceánicas y nuestra capacidad para difundir al público conocimientos sobre los océanos. Según el comisario, la Declaración de Galway —que puso en marcha una alianza científica sobre el Atlántico entre la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá— supondrá una potente herramienta con vistas a lograr tales progresos. No obstante, según apuntó el comisario, es hora de que esa alianza se amplíe e integre a nuestros vecinos del sur del Atlántico, concretamente a Brasil, Sudáfrica y Cabo Verde. En sus propias palabras: «Como el océano mismo, la comunidad científica dedicada a la oceanología carece de fronteras […] Para ser genuina, la cooperación transatlántica sobre el Océano Atlántico no puede restringirse a sus orillas septentrionales. El éxito de esta iniciativa está vinculado intrínsecamente a su expansión desde el Ártico hasta el Antártico. Solo entonces podremos empezar a comprender los riesgos, los retos y también las oportunidades que tenemos ante nosotros. Por esos motivos considero que, en los próximos años, un tema prioritario es la ampliación al Atlántico sur de la alianza investigadora del Océano Atlántico». El comisario anticipa que, partiendo como base de los logros de la alianza actual, podremos alcanzar objetivos científicos concretos como desarrollar una nueva capacidad predictiva ante los posibles grandes retos y cambios del Océano Atlántico Norte y su sistema circulatorio, o como cartografiar zonas de importancia clave en el lecho atlántico a fin de elevar la precisión de nuestros modelos predictivos. El progreso investigativo en esas y otras áreas será esencial, no solo para proteger a la población y al propio planeta, sino también para asegurar el florecimiento en el futuro de la «economía azul». Hoy por hoy, la economía azul representa unos 5,4 millones de empleos y posee un valor añadido bruto cercano a los 500 000 millones de euros al año. El comisario prevé que hasta 2020 esas cifras podrían incrementarse en 1,6 millones de empleos y 600 000 millones de euros de valor añadido. Los sectores impulsores serán, entre otros, la biotecnología, las energías renovables, la acuicultura y los recursos minerales. El programa Horizonte 2020 respalda la «investigación azul» en aras del «crecimiento azul» dedicando 145 millones de euros a este ámbito entre los años 2014 y 2015. El programa de trabajo de la Comisión para 2016 y 2017 contempla invertir un monto aún mayor, principalmente con el propósito de acercar al mercado la investigación marina. De hecho, durante las dos jornadas que duró el congreso se presentó un elevado número de proyectos de Horizonte 2020 puestos en marcha recientemente. Como indicó el comisario Moedas en su conclusión, la pregunta ya no es qué existe más allá del horizonte ni quién puede llegar allí primero; ahora la cuestión es cuál es la forma óptima de trabajar juntos para proteger nuestro mayor recurso natural y, a la vez, disfrutar de las maravillas que nos ofrece. Para más información, consulte: Horizonte 2020: investigación en seguridad alimentaria, agricultura y silvicultura sostenibles, aguas marinas, marítimas e interiores, y la bioeconomía http://ec.europa.eu/programmes/horizon2020/en/h2020-section/food-security-sustainable-agriculture-and-forestry-marine-maritime-and-inland-water

Países

Austria, Bélgica, Bulgaria, Brasil, Canadá, Cabo Verde, Chipre, Chequia, Alemania, Dinamarca, Estonia, Grecia, España, Finlandia, Francia, Croacia, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, Luxemburgo, Letonia, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Suecia, Eslovenia, Eslovaquia, Reino Unido, Estados Unidos, Sudáfrica

Artículos conexos