Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Tendencias científicas: Descubierta una nueva especie humana en Filipinas

Un grupo de científicos ha descubierto fósiles que desvelan la existencia de un pariente hasta ahora desconocido de los seres humanos modernos.

Investigación fundamental

Sin duda, muchos descubrimientos sobre la evolución humana aguardan más allá de los confines de África. Según un estudio publicado en la revista «Nature», los huesos y dientes fósiles hallados en la cueva del Callao, en la isla de Luzón, pertenecen a una especie humana desconocida hasta ahora denominada «Homo luzonensis». Los restos combinan rasgos primitivos y modernos de una forma nunca antes observada en una sola especie. ¿Qué hace diferente a este ser humano primitivo de otras especies? Los dientes y los huesos de pies y manos tienen una antigüedad de entre 67 000 y 50 000 años, y pertenecen a dos adultos y un niño. El tamaño y la forma de los dientes corresponden sin duda a un ser humano. Sin embargo, los fósiles exhiben algunos rasgos que indican que no pertenecen a ningún otro linaje humano conocido. El equipo de investigación es prudente a la hora de describir la apariencia física y el estilo de vida del «Homo luzonensis» a partir tan solo de huesos y dientes. Al igual que otros homínidos —cualquier pariente de los seres humanos modernos posterior a la divergencia entre nuestros antepasados y los chimpancés—, «Homo luzonensis» es más un pariente cercano que un antepasado directo. Es probablemente mucho más pequeño que el «Homo sapiens» (los primeros humanos modernos), aunque no tan pequeño como el diminuto «Homo floresiensis» o «hobbit», de un metro de estatura, descubierto en la isla indonesia de Flores, a unos 3 000 km del yacimiento de Luzón. «Tenemos que ser prudentes al respecto, especialmente porque la gente pensará inmediatamente en el “Homo floresiensis” como “modelo” para la apariencia física del “Homo luzonensis”, lo cual ciertamente no fue el caso», comentó el doctor Florent Détroit, autor del estudio y paleoantropólogo del Museo Nacional de Historia Natural de París, a «Reuters». «Tan solo podemos especular, pero podría estar únicamente en el rango de un “Homo sapiens” pigmeo», añadió Armand Mijares, arqueólogo responsable del Proyecto Arqueológico del Callao. Muy poca información sobre la evolución humana en Asia El doctor Détroit manifestó: «Durante años —y hasta hace menos de veinte años— la evolución humana en Asia fue considerada como un proceso muy simple, con el “Homo erectus” saliendo de África, asentándose en el este y sureste de Asia, sin ningún acontecimiento posterior hasta la llegada del “Homo sapiens” hace aproximadamente entre 40 000 y 50 000 años y su “conquista” de todas las regiones de la Tierra». A lo que añadió: «Con los descubrimientos realizados en el campo, fósiles, y en el laboratorio, por ejemplo en genética, ahora sabemos que esta historia evolutiva fue mucho más compleja, con varias especies diferentes contemporáneas del “Homo sapiens”, episodios de mestizaje, extinciones, etcétera. El “Homo sapiens” definitivamente no estaba solo en la Tierra». En declaraciones a la «CNN», el doctor Détroit proporcionó más detalles sobre los dientes y los huesos: «Si examinamos cada rasgo de manera independiente, los encontraremos asimismo en una o varias especies de homínidos, pero si consideramos todos los rasgos en su conjunto, no existe ningún parecido con otra especie del género “Homo”, lo que indica que pertenecen a una nueva especie». El doctor Détroit concluyó: «Como podemos comprobar ahora, el sudeste asiático, y especialmente sus islas, constituye un lugar excepcional para estudiar la evolución de los homínidos y realizar trabajo de campo a fin de encontrar más yacimientos con arqueología prehistórica y fósiles de homínidos».

Países

Estados Unidos

Artículos conexos