Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Europa dice que América del Norte deberá reforzar los controles del uso de hormonas del crecimiento en el ganado vacuno

La administración de ciertas hormonas al ganado vacuno para acelerar su ritmo de crecimiento pone potencialmente en peligro la salud humana, según concluye el informe del Comité Científico de Medidas Veterinarias relacionadas con la Salud Pública que asesora a la Comisión Euro...

La administración de ciertas hormonas al ganado vacuno para acelerar su ritmo de crecimiento pone potencialmente en peligro la salud humana, según concluye el informe del Comité Científico de Medidas Veterinarias relacionadas con la Salud Pública que asesora a la Comisión Europea. Este informe está además respaldado por otro informe provisional que evalúa los riesgos que resultan del empleo abusivo de tales hormonas y las dificultades que plantea su control. Ambas opiniones se publicaron el lunes, 3 de mayo de 1999, y se están difundiendo en los Estados Unidos y en Canadá, en un esfuerzo de los científicos europeos para que América del Norte imponga controles más estrictos en la venta y empleo de tales hormonas. Los científicos del Comité acordaron por unanimidad que (con diversos grados de indicios decisivos para cada una de ellas) el empleo de las seis hormonas - 17 betaestradiol, progesterona, testosterona, zeranol, trembolona y acetato de melengestrol (AMG) - pone en peligro la salud de los consumidores. Las reacciones adversas que los consumidores pueden experimentar después de haber ingerido carnes que contengan residuos de tales agentes químicos, o de aquéllos en los que se descomponen (sus metabolitos), incluyen las de tipo neurobiológico, genotóxico y carcinogénico. El Comité Científico de Medidas Veterinarias relacionadas con la Salud Pública ha adoptado por unanimidad una opinión sobre este tema. Además de ejercer presión sobre los EEUU y Canadá, efectúa un llamamiento para que se establezcan programas generales y adecuados para el control de residuos de las seis hormonas citadas con el fin de poder supervisar tanto su empleo legal como el ilegal.

Países

Canadá, Estados Unidos

Artículos conexos

Políticas y directrices

23 Marzo 1999