Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El Instituto de Materiales Avanzados da cuenta de importantes cambios en 1998

El Instituto de Materiales Avanzados (IMA), que forma parte integrante del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea, experimentó importantes cambios durante el año 1998; pasó a asumir un papel esencial como interlocutor entre la industria y los responsables p...

El Instituto de Materiales Avanzados (IMA), que forma parte integrante del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea, experimentó importantes cambios durante el año 1998; pasó a asumir un papel esencial como interlocutor entre la industria y los responsables políticos, combinando objetivos estratégicos primordiales tales como la competitividad industrial y las tecnologías seguras y no contaminantes. Tal fue la conclusión del recién publicado informe anual 1998 del IMA. En la nueva declaración de misión del CCI, se subraya su papel en apoyo al cuadro de prioridades estratégicas de la Unión Europea a través de la investigación y el desarrollo tecnológico. Además, el replanteamiento de las actividades del CCI introdujo cambios organizativos, con incidencia lógica en el IMA. En este aspecto, por ejemplo, la reestructuración brindó al IMA la oportunidad de concentrar sus actividades en un emplazamiento único (Petten, Países Bajos), habiéndose transferido al Instituto de Medio Ambiente las actividades en los campos de la energía fotovoltaica y el ahorro energético. La reordenación de objetivos del CCI, y del IMA en particular, trasciende también de los planes del V Programa Marco de IDT. Para el IMA esto significa pasar de extensas investigaciones genéricas sobre materiales a investigaciones específicas volcadas en líneas estratégicas tales como la salud y la seguridad de los ciudadanos, y la producción y el transporte de energía sostenibles. Además, en 1998, año de finalización del IV Programa Marco, se procedió a la evaluación de resultados del IMA: - aplicación de una metodología europea para la cualificación de la inspección; - creación de un difractómetro de neutrones de grandes componentes; - realización de un dispositivo de fabricación de componentes para complejos compuestos cerámicos. También se registró un saldo positivo de avances en las áreas siguientes: - prevención de daños por hidrógeno; - mejora del recubrimiento autolubricante para el trabajo mecánico en seco.