Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Por la seguridad del suministro eléctrico

Los fenómenos meteorológicos extremos y los atentados terroristas son realidades que, en caso de producirse, pueden debilitar las infraestructuras de suministro eléctrico. Un equipo de investigadores ha creado herramientas nuevas que ofrecen protección ante este tipo de peligros.

Economía digital

La seguridad y las infraestructuras son temas importantes para la Unión Europea. Los Estados miembros trabajan con denuedo para ofrecer cierto grado de protección ante estas situaciones, una práctica importante si se tiene en cuenta que las redes eléctricas de cada país están conectadas entre sí. El proyecto financiado por la Unión Europea SESAME (Securing the European electricity supply against malicious and accidental threats) se propuso ofrecer protección contra este tipo de situaciones. En concreto, el proyecto desarrolló un sistema de ayuda a la toma de decisiones para salvaguardar los sistemas de transmisión, distribución y generación de energía eléctrica. Para ello, la iniciativa diseñó un sistema informático que detecta los elementos vulnerables y las amenazas a la par que propone medidas de seguridad y análisis coste-beneficio eficaces para evaluar contramedidas. El equipo del proyecto también se ocupó de los mecanismos del mercado que dificultan la protección. Entre estos se cuentan la falta de incentivos para construir infraestructuras más seguras o unos marcos políticos y normativos que no resultan eficaces en lo referente a dicha seguridad de las infraestructuras. Los miembros del proyecto ya han realizado pruebas para identificar las causas que originan los apagones y elaborar una clasificación de las amenazas. Además han diseñado un sistema para detectar los puntos vulnerables a nivel estructural, así como otro de respuesta a los incidentes para simular las condiciones durante un apagón provocado y el restablecimiento del suministro eléctrico tras la pérdida de la carga. Asimismo, el equipo realizó estudios referentes a los hogares en todos los Estados miembros de la UE y a las empresas de 266 regiones y de 9 sectores comerciales distintos para evaluar el impacto económico derivado de las interrupciones en el suministro eléctrico. El conjunto de los análisis y de las pruebas reveló que las redes europeas se enfrentan a nuevos riesgos, tales como la rápida liberalización del mercado y el creciente número de interconexiones dentro del mismo. Los logros hasta la fecha están relacionados con el desarrollo de un marco para la gestión de riesgos destinado a apuntalar el sistema de ayuda a la toma de decisiones en el que se clasifiquen de forma apropiada las amenazas y las contramedidas. En líneas generales, el sistema cuenta con una herramienta de evaluación de riesgos para identificar los elementos vulnerables de las redes y las centrales eléctricas, así como con un recurso destinado a proteger las infraestructuras de mayor importancia frente al efecto dominó provocado por actos terroristas o de sabotaje. También incluye un sistema para la planificación del proceso de restablecimiento automático y la reconfiguración inteligente de la red de suministro eléctrico en caso de fallo. Todo esto se suma a un instrumento para determinar el impacto potencial derivado de uno de dichos fallos. El sistema de SESAME beneficiará no sólo a las redes de cada nación por separado, sino también a las que abastecen a múltiples países. Dicho sistema propiciará que el suministro de energía eléctrica resulte más seguro y esté más protegido que nunca.

Palabras clave

Suministro eléctrico, seguridad, apagón, efectos en cadena

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación