Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El Grupo Europeo de Ética prepara un dictamen sobre el uso de células madre

El Grupo Europeo de Ética (EGE) está preparando un dictamen sobre la investigación y el empleo de células madre humanas, que presentará a la Comisión Europea en otoño. En una mesa redonda recién celebrada en torno a los aspectos éticos y usos de las células madre humanas, Noel...

El Grupo Europeo de Ética (EGE) está preparando un dictamen sobre la investigación y el empleo de células madre humanas, que presentará a la Comisión Europea en otoño. En una mesa redonda recién celebrada en torno a los aspectos éticos y usos de las células madre humanas, Noelle Lenoir, presidenta del EGE, insistió en la necesidad de continuar la investigación sobre las células madre humanas, por su capacidad de originar terapias al margen de la investigación posgenoma, mientras se respeta y se concede extensa atención a los problemas éticos importantes que planteen tales investigaciones. Participaron en la mesa redonda representantes de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo, en provecho del próximo dictamen del EGE. En la reunión se escucharon muestras de confianza y dudas, así como reservas por la cuestión del diálogo de los investigadores con los pacientes: "Los investigadores sólo se comunican con otros investigadores", lamentó Dietmar Wessel, representante de una asociación alemana de enfermos de Parkinson. "El paciente no es sino objeto de estudio, que en alguna ocasión puede resultar de provecho para aportar públicamente, con motivo de una conferencia, la prueba definitiva del éxito médico espectacular de un tratamiento". Ahora, a lo que aspiran los pacientes, continúa, es a que los investigadores justifiquen y expliquen su trabajo, financiado a menudo con cargo a presupuestos públicos. "A los pacientes hay que tratarles como a socios, no como a objetos de investigación", añade. El EGE tiene previsto publicar su dictamen a finales de septiembre. Con ello se propone definir la forma en que la investigación pueda mantener la mejor línea posible para proteger la vida humana y las expectativas de los pacientes, mientras se dedica a aclarar la distinción entre los embriones y las células denominadas "totipotentes", que no podrían ser objeto de investigación, y las "celulas madre pluripotentes", que sí se podrían aprovechar.