Skip to main content

Development of a bioartificial liver therapy in acute liver failure

Article Category

Article available in the folowing languages:

Terapia de la insuficiencia hepática aguda con un hígado bioartificial

La insuficiencia hepática aguda es una afección clínica devastadora que presenta una tasa de mortalidad de entre el 60 y el 80 %. Un hígado bioartificial (BAL) que favoreciera la recuperación natural del hígado o sirviera como alternativa o «puente» durante la espera hasta que aparezca un donante de hígado podría ayudar a salvar muchas vidas.

Salud

Un BAL es un biorreactor que podría llegar a tener integradas, en una matriz interna, hasta diez mil millones de células hepáticas. El BAL manejado en BALANCE consta de un biorreactor que cuenta con HepaRG, una línea de células de hígado humano que imita en buena medida la función del hígado humano. Así, este dispositivo de soporte vital extracorpóreo puede sustituir temporalmente la función del hígado natural. Un BAL ideal sería aquel integrado por células humanas que imitasen a la perfección el funcionamiento de un hígado humano sano. Para ello tendría que llevar a cabo tres procesos clave: detoxificación, síntesis proteica y regulación de la homeostasis. HepaRG es la única línea celular humana en el mundo capaz de llevar a cabo estos procesos clave, y sobre todo cuando se integra en el biorreactor AMC, el cual proporciona un medio que favorece la maduración de las células. Ya en experimentos en fase preclínica, con un modelo preclínico reducido, se ha demostrado la efectividad, seguridad y viabilidad de los sistemas con BAL. El consorcio a cargo del proyecto BALANCE (Development of a bioartificial liver therapy in acute liver failure), financiado con fondos europeos, desarrolló en mayor medida y amplió la escala del BAL AMC y probó este hígado bioartificial en un modelo preclínico de mayor tamaño. Se constató que la línea celular era estable desde el punto de vista funcional y que no era tumorígena durante su crecimiento sobre agar suave y también en un modelo in vivo de ratón inmunodeficiente. Se amplió la escala del biorreactor, el cual se ajustó a los criterios normativos relativos a seguridad química y biológica, integridad física y funcionalidad. Se optimizaron las condiciones de cultivo del BAL con HepaRG y se determinó que el cultivo en BAL reducía la sensibilidad a la toxicidad por plasma, lo que apunta a que mediante tratamientos únicos y reiterados con BAL se podrá aumentar la eficacia de la terapia y, a la vez, abaratar costes. También consiguió desarrollarse un modelo clínico no humano adecuado basado en sobredosis de paracetamol. El estudio principal mostró que en los individuos tratados con BAL llenos se ralentizó o incluso reparó los daños agudos en riñones, músculos e hígado. Siguen en curso estudios con muestras de biobanco. Se ha preparado la documentación normativa necesaria para iniciar ensayos clínicos en Europa, lo que incluye el protocolo clínico y los formularios para informes de casos. Todo ello está a disposición en el sitio web del proyecto y se utilizará en un ensayo clínico a plena escala. Se ha efectuado un análisis de mercado concienzudo y un plan comercial, como pasos previos para proseguir la investigación y proceder con las siguientes etapas clínicas previstas. Un sistema de BAL eficaz podría tener una repercusión muy profunda en el sistema sanitario. Es más, podría ofrecer a miles de pacientes mejores perspectivas de sobrevivir a la insuficiencia hepática aguda.

Palabras clave

Hígado artificial, insuficiencia hepática, HepaRG, aprobación normativa, protocolo clínico

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación