Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Crecimiento del sector de la madera en Europa

El Forum del sector de la madera se reunió en junio en Estocolmo para presentar las recomendaciones formuladas a la Comisión Europea sobre la forma de mejorar la competitividad y mantener el crecimiento de los bosques europeos que se han ido extendiendo durante alrededor de 15...

El Forum del sector de la madera se reunió en junio en Estocolmo para presentar las recomendaciones formuladas a la Comisión Europea sobre la forma de mejorar la competitividad y mantener el crecimiento de los bosques europeos que se han ido extendiendo durante alrededor de 150 años. Erkki Liikanen, Comisario europeo de Empresa y la Sociedad de la Información, reconoció la importancia del sector para el mantenimiento de un desarrollo sostenible. En su opinión, "el desarrollo sostenible se encuentra actualmente en el núcleo de las políticas de la Unión Europea. Esto significa un cambio importante en la forma de encarar las iniciativas políticas individuales, en el sentido de que sus consecuencias ya no pueden analizarse por separado." El Sr. Lars Rekke, secretario de Estado de Suecia, abrió el forum resaltando la importancia de la silvicultura para Europa. Afirmó que "las industrias de la madera constituyen uno de los sectores industriales más grandes de Europa, que emplea y es una fuente de ingresos para tres millones de personas, y que representa alrededor del 10 por ciento del total del valor productivo de la industria manufacturera europea." Los participantes, entre los que se cuentan directores generales del sector y representantes de las Instituciones europeas y las Administraciones nacionales, debatieron tres cuestiones clave: - suministro sostenible de materias primas - mejor utilización de la madera - evaluación del impacto para una mejor regulación. Se sometió a discusión el impacto potencial del Libro Blanco de la UE sobre "Energía para el futuro: fuentes renovables de energía", que pone de relieve el uso de los productos de la madera en la generación de energía. Los participantes se mostraron interesados en que el sector de la madera adquiera una importancia cada vez mayor, pero se era consciente de que la utilización de la madera como fuente de energía podía distorsionar el mercado. En particular, se afirmó que la madera debería usarse en primer lugar para la fabricación de productos, y en segundo lugar, para la obtención de energía, y que es necesario promover otras fuentes de biomasa, por ejemplo la paja. El potencial de estas fuentes es igual al de varios centenares de millones de metros cúbicos de madera. Se reclamó además una mayor recuperación y reutilización de la madera, que podría añadir 40 millones de m³ a los 220 millones de m³ anuales que se producen actualmente en Europa. Una mayor utilización de la madera depende de una mejor evaluación comparativa, de modo que se llegue a un acuerdo sobre qué es una mejora, por ejemplo una mayor utilización de madera de pequeñas dimensiones en la construcción de edificios. Es preciso descubrir nuevas aplicaciones de la madera en la edificación, la agricultura, el mobiliario y los accesorios, como ocurre en el mercado actual, y cuáles son los obstáculos legislativos a un incremento de su utilización. Es probable que el análisis del ciclo vital de los productos de madera demuestre su sostenibilidad y permita que queden relativamente exentos de la posible aplicación de ecotasas. Se debatieron las consecuencias indirectas de la legislación. En particular, habían surgido problemas debido a la desigual ejecución de la directiva sobre embalajes. La conferencia extrajo la conclusión de que, aunque se regulen los bosques, los ingresos tienen que ser lo suficientemente elevados como para justificar las reinversiones necesarias para un crecimiento continuado de los bosques europeos.