Skip to main content

Understanding the Long-Term fate of geologically stored CO2

Article Category

Article available in the folowing languages:

Almacenamiento subterráneo de CO2

Un equipo europeo ha evaluado la viabilidad de almacenar dióxido de carbono (CO2) bajo tierra como forma de combatir el cambio climático. El principio es fundamentalmente bueno: el CO2 atrapado no fuga y los emplazamientos de almacenamiento sellado tienen un bajo riesgo de fallo.

Cambio climático y medio ambiente
Energía

La comunidad internacional ha acordado limitar el calentamiento global a un incremento máximo relativamente benigno de la temperatura media de 2ºC, valor que no se superará si se aplican diversas soluciones, especialmente la captura de carbono y el almacenamiento geológico. El proyecto ULTIMATECO2 (Understanding the long-term fate of geologically stored CO2), financiado con fondos europeos, evaluó los efectos a largo plazo del almacenamiento geológico de CO2, prestando una atención especial a la evolución de las plumas de CO2, la prevención de fugas y los impactos a escala regional. El equipo investigador también contribuyó al desarrollo de herramientas de evaluación de la incertidumbre a fin de mejorar la confianza en el modelado. El equipo resolvió que el CO2 inyectado en los emplazamientos de almacenamiento puede provocar cambios duraderos, asociados a mecanismos como la disolución de CO2 en agua o la reacción con rocas, con la consiguiente producción de minerales. El modelado de los mecanismos de retención en sistemas típicos de almacenamiento sugirió que más de un 50 % del CO2 permanece en estado supercrítico incluso décadas después del cierre del emplazamiento. Por el contrario, el gas permanece en la estructura. La retención de minerales se limitó a los yacimientos de arenisca utilizados para almacenar CO2. Las nuevas técnicas de modelado también confirmaron la importancia de los modelos a escala de cuenca para predecir la evolución del CO2 en relación con el impacto de la presión. La roca sello típica mostró un bajo riesgo de fallo y el impacto para la integridad del pozo del CO2 registró unos valores reducidos, aunque la historia del pozo era un factor que condicionaba la integridad. Por ello, el equipo recomendó el desarrollo de herramientas geofísicas para mejorar la evaluación de los pozos abandonados en los que existe riesgo de fuga. Tanto las rocas sello como los pozos mostraron una tendencia a repararse por sí solas en presencia de CO2. En general, es difícil predecir el riesgo de fuga debido a la complejidad de la geología subterránea, a pesar de lo cual se consideró que dicho riesgo, así como el impacto a largo plazo del almacenamiento de CO2, era bajo o muy bajo. Las evaluaciones del riesgo y el impacto del almacenamiento de CO2 llevadas a cabo en el seno del proyecto ULTIMATECO2 confirmaron la validez de estos métodos para combatir el calentamiento global. La utilización del almacenamiento subterráneo debería mejorar la preparación de la comunidad internacional para alcanzar los objetivos de reducción de CO2.

Palabras clave

Almacenamiento de CO2, cambio climático, captura de carbono, almacenamiento geológico, ULTIMATECO2

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación