Skip to main content

GREENHOUSE SOLUTION TO AVOID FILM COVER U.V. AND SULPHUR DEGRADATION

Article Category

Article available in the folowing languages:

Fabricación de plásticos duraderos para invernaderos

La industria europea de los invernaderos va a mejorar su perfil ecológico gracias al desarrollo reciente de cubiertas plásticas no tóxicas resistentes al calor, a la radiación ultravioleta (UV) y a los productos químicos.

Tecnologías industriales

Los invernaderos de plástico se utilizan ampliamente en Europa para cultivar plantas en terrenos que de otro modo serían estériles. Las películas plásticas que actualmente cubren las estructuras de los invernaderos no son muy duraderas y se degradan fácilmente por exposición al calor, a la luz UV y a productos agroquímicos como el azufre y el cloro. El proyecto financiado con fondos europeos GREENAVOID (Greenhouse solution to avoid film cover U.V. and sulphur degradation) se propuso como objetivo crear nuevos plásticos duraderos para uso en invernaderos. En el marco del proyecto se desarrolló asimismo un sistema mejorado para vaporizar plaguicidas basados en azufre de manera que sean mínimas las cantidades que entran en contacto con la cubierta del invernadero. Las películas para invernaderos actuales contienen estabilizantes que ayudan a prevenir la degradación del plástico pero que son nocivos. Entre ellos, desactivadores hechos de níquel que están clasificados como carcinógenos de clase I y absorbedores de luz UV que afectan a los equilibrios hormonales. En el proyecto GREENAVOID se evitó el uso de esos aditivos desarrollando una película plástica con múltiples capas protectoras hecha de materiales nanocompuestos. Tras investigar la durabilidad y la degradación de distintos materiales en varias condiciones ambientales, se obtuvieron plásticos transparentes resistentes al calor y a la radiación UV. Para el producto final, los investigadores crearon una capa superior que absorbe una luz mínima en la zona del espectro UV pero deja pasar la luz necesaria para la fotosíntesis de las plantas. Diseñaron también una capa interna resistente al azufre y al cloro (ambos productos químicos utilizados en el control de plagas) así como a temperaturas altas. Por último, una capa intermedia servía de refuerzo para aumentar la durabilidad. Para proteger aún más la película, el equipo desarrolló un sistema de vaporización que aplica el azufre de manera homogénea sobre el cultivo y acumula menos en la cubierta del invernadero. Además de ser menos dañino para el plástico, este sistema se traducirá en menores emisiones de dióxido de azufre y una menor contaminación. Prolongando la vida útil de un año de las películas agrícolas actuales hasta los tres años, las nuevas películas desarrolladas en el marco del proyecto GREENAVOID ahorrarán costes y energía y reducirán los residuos plásticos. Los nanomateriales desarrollados durante el proyecto son también aprovechables en las industrias de la automoción y el envasado.

Palabras clave

Invernadero, plásticos para invernaderos, luz UV, azufre, cloro, material nanocompuesto

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación