Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un informe de la Comisión observa "déficit de confianza" en el mercado B2B

De los resultados de un informe de la Dirección General de Empresa de la Comisión Europea se desprende que aún quedan muestras de desconfianza que podrían estar desalentando a las empresas ante los mercados electrónicos, esto es, ante aquéllos de compra y venta en línea de bie...

De los resultados de un informe de la Dirección General de Empresa de la Comisión Europea se desprende que aún quedan muestras de desconfianza que podrían estar desalentando a las empresas ante los mercados electrónicos, esto es, ante aquéllos de compra y venta en línea de bienes y servicios. En condiciones de mayor transparencia de precios, debida en parte al euro, la Comisión confía en la capacidad de los mercados electrónicos de impulsar el mercado interior mediante la ampliación de oferta y los pedidos transfronterizos. El informe de la Dirección General de Empresa se basa en los resultados de una encuesta a varios agentes del mercado electrónico. En términos generales diríase que a lo largo del ejercicio de consulta se perfilaron dos tendencias. Las asociaciones y Cámaras de Comercio, empresas y agentes fiduciarios sienten preocupación por la seguridad y confidencialidad de datos sensibles. A la mayoría le alarma también la falta de información clara sobre los términos contractuales y los procedimientos de transacción, así como las incertidumbres que rodean a la solución de litigios. Sin embargo, los operadores de mercado electrónico insisten en que en los sitios web se ofrece abundante información relacionada con los aspectos citados. En consecuencia, la Comisión infiere de las respuestas "déficit de confianza" entre ambos grupos, vista la divergencia de opiniones acerca de la efectividad de las medidas adoptadas para resolver la problemática de la confianza en los mercados electrónicos. Tan sólo el 35,7 por ciento de los agentes del mercado electrónico que contestaron la encuesta redactaron o suscribieron códigos de conducta. En cambio, casi todos entienden que son herramientas útiles para potenciar la confianza y la seguridad en los mercados electrónicos. Los encuestados de dichos mercados abundaron asimismo en el sentido del proyecto de la Comisión de formular grandes orientaciones europeas relativas a códigos de conducta. El conjunto de los grupos encuestados (más del 90 por ciento de cada categoría) mostró su conformidad con la propuesta de la Comisión relativa a la creación de un "grupo de partes interesadas" que examinara las orientaciones de futuros códigos de conducta en los mercados electrónicos.