Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

¿Utilizaría su ordenador para realizar pronósticos del tiempo?

Un proyecto a gran escala llamado "Climateprediction.com" (Predicción climática.com) tiene por objeto emplear ordenadores personales, cuando sus usuarios no los estén utilizando, para ejecutar un modelo atmosférico con varios parámetros diferentes. Los responsables del proyect...

Un proyecto a gran escala llamado "Climateprediction.com" (Predicción climática.com) tiene por objeto emplear ordenadores personales, cuando sus usuarios no los estén utilizando, para ejecutar un modelo atmosférico con varios parámetros diferentes. Los responsables del proyecto esperan llevarlo a la práctica con la ayuda de voluntarios. El objetivo es determinar cuáles de 10 parámetros seleccionados son importantes para la predicción de las condiciones atmosféricas y establecer por qué los pronósticos actuales son poco fiables. Entre los factores que se evaluarán se encuentran la altura de la hierba y la velocidad de caída del hielo. Para cada uno de los 10 parámetros habrá 12 conjuntos de condiciones iniciales, uno para cada mes, lo que representa un considerable número de cálculos. "Esto requiere una enorme potencia de procesamiento", explica Leonard Smith, del Colegio Pembroke de la Universidad de Oxford. "Más potencia computacional que la posee cualquier centro meteorológico del mundo". La primera mitad del proyecto aplicará el modelo al período 1950-2000. Los resultados se compararán con lo que ocurrió en realidad. Esto les permitirá a los investigadores determinar qué parámetros del modelo reflejan lo que realmente ocurre y los demás se descartarán de la segunda parte del experimento. Los parámetros válidos se emplearán para hacer pronósticos de 2000 a 2050. Los voluntarios contribuirán al proyecto realizando los cálculos de una de estas predicciones en sus ordenadores personales, cuando éstos estén inactivos. Para empezar, los investigadores les enviarán un CD con un programa y una serie de instrucciones. A cada voluntario se le dará un punto de partida único, de 1950 a 2000, y un conjunto de parámetros. Una vez ejecutado el programa, compatible con los sistemas operativos Windows, Macintosh y Linux, se pide a los voluntarios que envíen los resultados por correo electrónico. A cambio, los voluntarios podrán ver un planeta simulado en la pantalla de sus ordenadores, mientras que el programa realiza los cálculos, y observar el progreso de otros modelos. Hasta la fecha, 17.000 voluntarios se han apuntado en la lista del proyecto. Se espera obtener resultados dentro de un año.