Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Científicos del CCI ayudan a descubrir una posibilidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

El nivel de la cubierta forestal de la Tierra es superior a lo previsto, y abre la posibilidad de reducir los niveles de gases de efecto invernadero, de acuerdo con nuevas investigaciones que emplean imágenes enviadas por satélite. En el proyecto han participado científicos ...

El nivel de la cubierta forestal de la Tierra es superior a lo previsto, y abre la posibilidad de reducir los niveles de gases de efecto invernadero, de acuerdo con nuevas investigaciones que emplean imágenes enviadas por satélite. En el proyecto han participado científicos de la dirección general de estrategia científica y del Instituto de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea, junto con la empresa Conservation technology Ltd., del Reino Unido. Descubrieron que las estimaciones habituales de cubierta forestal, los niveles de reducción, y por consiguiente los niveles de emisión de gases de efecto invernadero, no se ajustaban a la realidad, y la situación es menos grave de lo esperado. Empleando las imágenes procedentes de los satélites como parte de un nuevo muestreo estadístico, el equipo investigador descubrió que entre 1990 y 1997 se perdieron alrededor de 5,8 millones de hectáreas de bosque tropical húmedo, y aproximadamente otros 2,3 millones de hectáreas se habían degradado de forma manifiesta. Estas cifras son alrededor de un 23 por ciento más bajas que las utilizadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cuyas cifras se basan en opiniones de expertos y en información secundaria procedente de los países afectados. Además, los investigadores descubrieron que los resultados procedentes de su utilización de modelos a largo plazo acerca de la conversión de la biomasa en dióxido de carbono pronosticaban niveles significativamente más bajos que los previstos en los informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas para los años 1989 a 1998.