Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Los satélites e Internet se combinan para crear un receptor que proporciona localización geográfica precisa

En los preliminares de Galileo, la Agencia Espacial Europea (AEE) ha desarrollado un receptor que permitirá a los conductores conocer su posición exacta mediante la combinación de técnicas de navegación por satélite e Internet. Durante las pruebas, el receptor SisNet ha sumin...

En los preliminares de Galileo, la Agencia Espacial Europea (AEE) ha desarrollado un receptor que permitirá a los conductores conocer su posición exacta mediante la combinación de técnicas de navegación por satélite e Internet. Durante las pruebas, el receptor SisNet ha suministrado información sobre la posición con una precisión de menos de dos metros. La tecnología utiliza los datos proporcionados por el servicio de navegación geoestacionaria europea (EGNOS) junto con los de Internet. EGNOS es una señal de aumento: corrige y mejora las señales emitidas por la constelación del GPS americano mediante el empleo de satélites geoestacionarios y aumenta la precisión de uno a dos metros, en oposición a los 15 o 20 metros de margen de exactitud de las señales GPS. "Esta es la primera vez que se demuestra la precisión de EGNOS y la posibilidad de obtener, en tiempo real, datos de navegación de EGNOS usando Internet", declaró el doctor Javier Ventura-Traveset, ingeniero jefe del sistema de EGNOS y responsable del desarrollo de SisNet en la AEE. Al ser el receptor un dispositivo portátil se puede utilizar en muchos sitios, no sólo en los vehículos. El acceso a través de Internet a los datos del satélite permitirá también a los usuarios continuar la navegación cuando se encuentren fuera del alcance del satélite geoestacionario. Esto puede ser útil cuando se viaje por ciudades donde los edificios interfieran la recepción de las señales. "El único límite al uso de SisNet lo pone nuestra imaginación", declara el doctor Ventura-Traveset. Actualmente el receptor se basa en la tecnología existente, diseñada anteriormente para otros fines. Sin embargo, los receptores que son comercialmente viables están siendo ahora desarrollados en cooperación con varias industrias europeas.