Skip to main content

Sweet Pepper Harvesting Robot

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un robot cosechador de pimientos, más cerca de su comercialización

El proyecto SWEEPER, financiado con fondos comunitarios, ha logrado grandes avances en el desarrollo de una tecnología robótica para recolectar pimientos, abarcando toda la cadena de producción. Sus artífices esperan poder comercializar su tecnología a gran escala.

Alimentos y recursos naturales

Recoger verduras y hortalizas en invernaderos bajo condiciones de temperatura y humedad altas puede resultar una tarea difícil, incómoda y repetitiva. Estos factores explican la actual disminución de la mano de obra disponible para recoger hortalizas como los pimientos. Hoy en día, muchos agricultores ansían solucionar este problema y reducir sus costes automatizando las labores manuales. Ya se ha creado tecnología como los mencionados cosechadores robóticos de pimientos, pero todavía no está lista para el mercado. El proyecto SWEEPER, financiado por la UE, tiene como objetivo cerrar la brecha entre el laboratorio y el mercado resolviendo los problemas de que adolecen los actuales prototipos de cosechadoras. El proyecto espera sacar a la venta por primera vez robots cosechadores para invernaderos, y así ayudar a situar a Europa como un líder mundial en robótica agrícola. Sortear escollos para llegar al mercado «La reducción de la mano de obra ha ejercido una gran presión sobre la competitividad del sector europeo de los invernaderos. Esperamos desarrollar una tecnología que evite que la producción de alimentos en invernadero "emigre" fuera de Europa como consecuencia del aumento previsto del 40 % en los costes de la mano de obra durante la próxima década», afirma el coordinador del proyecto SWEEPER, Jos Balendonck, de la Universidad de Wageningen (Países Bajos). Hasta el momento no se ha comercializado ningún sistema robótico de recolección. Lo ha impedido el ritmo lento de la tecnología actual, que además tiene una tasa de éxito de alrededor del 33 % y necesita de promedio 94 segundos para cosechar cada fruta, verdura u hortaliza. Por otra parte, hoy en día las cosechadoras robóticas no son suficientemente fiables, son difíciles de controlar y no se integran suficientemente bien en la logística post-cosecha. Aprovechar innovaciones pasadas SWEEPER se basa en un proyecto anterior financiado por la UE llamado CROPS. Los investigadores de este crearon un prototipo de cosechadora de pimiento dulce y patentaron una pinza que es capaz de agarrar y cortar los pimientos. El sistema también puede hacer otras tareas distintas, por ejemplo recolectar manzanas y uvas y fumigar. Durante la temporada invernal de 2016-2017, SWEEPER mejoró la tecnología cosechadora de pimientos de CROPS al integrar sensores y avanzar los algoritmos, de modo que mejoró la localización del fruto y la determinación de la madurez de este. Ahora el robot puede detectar obstáculos y calcular una trayectoria hasta el fruto sorteando los obstáculos y dejando el máximo espacio libre para agarrarlo y cortarlo. El equipo del proyecto también mejoró el software utilizado para controlar el sistema de recolección y ya ha planeado automatizar toda la logística de envasado de frutas, hortalizas y verduras después de esa recolección. SWEEPER ultima ya un segundo prototipo de cosechadora que se ensayará en el verano de 2017. Balendonck espera que para la temporada de cultivo de 2018 el sistema haya mejorado mucho y esté próximo a su comercialización. Mientras, SWEEPER también examina factores como la aceptación de la tecnología por parte de los productores. Para ello ha formado un consejo asesor europeo de productores de forma que los agricultores puedan dar su opinión al respecto. El proyecto también ha estudiado los diferentes tipos de sistemas de cultivo en invernadero y ha determinado que los sistemas de cultivo en una hilera son los más adecuados para la recolección automatizada, ya que favorecen la visibilidad de los frutos y la accesibilidad a ellos. SWEEPER está diseñado para el pimiento, un cultivo europeo de gran valor que tiene una productividad estimada en el continente de 1 900 millones de kg al año, pero la tecnología puede modificarse fácilmente para ajustarla a otros cultivos. Por último, Balendonck prevé hacer aún más mejoras, como la adición de sensores que puedan detectar el contenido de vitaminas, los grados de dulzura, la vida útil esperada del fruto y la capacidad de emitir alertas anticipadas sobre enfermedades de los cultivos.

Palabras clave

SWEEPER, sistemas robotizados de cosecha, pimientos, CROPS

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación