Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

El potencial oculto del tercer sector

Las organizaciones sin ánimo de lucro y los voluntarios prestan a Europa un apoyo socioeconómico muy necesario. Ahora, un estudio sobre ese sector ayuda a aclarar su papel y a señalar el camino a seguir.

Sociedad

Las economías de todo el mundo, debilitadas en la actualidad, han generado repercusiones negativas en la sociedad y en su bienestar desde muchos puntos de vista. Bajo las consecuentes presiones sociales y económicas, tanto el sector público como el privado no siempre son capaces de satisfacer las necesidades de la sociedad. En este contexto, el tercer sector (el sector económico formado por las organizaciones de voluntarios, no gubernamentales y sin ánimo de lucro) representa un «recurso renovador» extraordinario que proporciona apoyo social y económico. THIRD SECTOR IMPACT (The contribution of the third sector to Europe’s socio-economic development), financiado por la Unión Europea, fue un proyecto dedicado a definir y evaluar el impacto y alcance del tercer sector. Su objetivo era apoyar a investigadores, políticos y ciudadanos a aumentar la eficacia del sector, para así fomentar el desarrollo socioeconómico. Sobre todo, el proyecto tenía el propósito de establecer una definición y una comprensión comunes de lo que significa exactamente el tercer sector a nivel de Europa. Se trató de determinar el tamaño del sector y sus diversos componentes, además de medir su impacto social y económico. Otro objetivo importante del proyecto fue determinar las barreras que retrasan el progreso y la mejor manera de abordarlas. Nada menos que treinta investigadores de diez universidades europeas diferentes trabajaron en lograr los objetivos del proyecto, apoyados por las aportaciones de más de cien partes interesadas de distintos puntos de Europa. Entre los hallazgos clave del proyecto, se calculó que el tercer sector cuenta con la participación del equivalente a tiempo completo a 28,3 millones de trabajadores en Europa, abarcando el trabajo remunerado y el voluntario, lo que representa casi el 13 % de la población activa. Los hallazgos también revelaron varios efectos socioeconómicos positivos del tercer sector, incluido el empleo, aunque la falta de datos sobre este sector en muchos casos dificulta la obtención de cifras concretas. Los obstáculos al desarrollo del tercer sector eran el voluntariado no organizado, el aumento de la burocratización, la disminución de los fondos y la falta de infraestructura y de espacios públicos. Procedimientos normalizados como el Manual para las ONG publicado por las Naciones Unidas y el manual de la Organización Internacional del Trabajo sobre la medición del trabajo voluntario puede ayudar a poner orden en el sector. El tercer sector es fundamental para la resolución de problemas sociales y económicos y la involucración de la ciudadanía en Europa, especialmente en tiempos de crisis económica. La comprensión de las lagunas de conocimiento en el sector y su potencial para resolver problemas puede apoyar a los gobiernos europeos de cara a fomentar la cohesión social y el desarrollo económico.

Palabras clave

Tercer sector, organizaciones sin ánimo de lucro, THIRD SECTOR IMPACT, desarrollo socioeconómico, voluntariado

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación