Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un proyecto de la UE mejora las transferencias tecnológicas entre las PYME

Dado que las pequeñas y medianas empresas (PYME) representan el 99,8 por ciento del total de empresas de la UE, y dos tercios del total de puestos de trabajo, no es de sorprender que tanto los políticos como el resto de interesados regionales se preocupen de apoyar la superviv...

Dado que las pequeñas y medianas empresas (PYME) representan el 99,8 por ciento del total de empresas de la UE, y dos tercios del total de puestos de trabajo, no es de sorprender que tanto los políticos como el resto de interesados regionales se preocupen de apoyar la supervivencia y el crecimiento de estas empresas. Con el propósito de acelerar el desarrollo de las PYME, en particular con respecto a la adopción de tecnologías de comercio electrónico, un proyecto de la UE recientemente concluido ha establecido una red de centros regionales de tecnología destinados a mejorar y alentar la transferencia de tecnologías y mejores prácticas entre las PYME en el ámbito nacional y en el europeo, en el sector de la fabricación y la ingeniería. e-POWER recibió una financiación de 642.000 euros en virtud del programa de tecnologías de la sociedad de información (IST) del V Programa Marco (VPM) como parte de la iniciativa Go Digital. Mediante los socios existentes en el Reino Unido, Portugal, Francia, España y Suiza, la red ha creado, desde sus inicios, alrededor de 70 centros regionales de tecnología en ámbitos tales como las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), ingeniería del diseño y modelado de productos, gestión de la fabricación e integración de la cadena de suministros. "Hemos reconocido la importancia a largo plazo de las PYME para las economías regionales de toda Europa," manifestó Colin Piddington, coordinador del proyecto e-POWER. "También nos hemos dado cuenta de que, si bien dichas economías disponen de redes empresariales adecuadas, existía una necesidad potencial de que éstas logren aprovechar las oportunidades disponibles en toda Europa." En lugar de establecer contactos directos con las PYME, la red se propuso enlazar entre sí los centros regionales para garantizar la más amplia divulgación de información, y evitar el aislamiento de los centros individuales. Para ello los socios trabajaron en estrecha vinculación con los centros regionales de tecnología que ya tenían vínculos adecuados con las empresas destinatarias, pero no necesariamente con otros centros. "Denominamos a esto nuestro efecto multiplicador, porque trabajando de este modo podemos multiplicar los resultados finales. Si divulgásemos y asesorásemos directamente a las PYME, es probable que no consiguiésemos una cobertura demasiado amplia," dijo el Sr. Piddington. Además de mejorar los canales de transferencia de tecnología e innovaciones entre las PYME, el proyecto inició una evaluación completa del comercio electrónico y el trabajo electrónico en los sectores que la red se planteó como objetivos. También ha desarrollado un proceso de índices de referencia a través del cual los centros regionales de tecnología pueden calibrar el grado en que las PYME han adoptados estas nociones, y asimismo, diversas herramientas de diagnóstico que ayuden a las PYME a evaluar sus propias estrategias de comercio electrónico.

Países

Suiza, España, Francia, Portugal