Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Según un director universitario, la automatización es clave para la eficacia en la investigación

Europa no necesita más investigación para desarrollar su economía basada en la innovación, sino más eficiencia y eficacia, afirmó a Noticias CORDIS, Walter Gränzer, director del departamento de higiene animal de la Universidad técnica de Munich. "En primer lugar no necesitamo...

Europa no necesita más investigación para desarrollar su economía basada en la innovación, sino más eficiencia y eficacia, afirmó a Noticias CORDIS, Walter Gränzer, director del departamento de higiene animal de la Universidad técnica de Munich. "En primer lugar no necesitamos más comités o comisiones, sino una amplia reingeniería aplicada a varios ámbitos de la investigación financiada con fondos públicos", declaró el Dr. Gränzer. Sólo a través de esta reestructuración Europa podrá albergar una economía basada en la innovación y cambiar la tendencia del rendimiento de su crecimiento, afirma el Dr. Gränzer, quien hizo hincapié en que esta era también la conclusión que se desprende de "An agenda for a growing Europe" (Una agenda para una Europa en crecimiento), el estudio solicitado por el Presidente de la Comisión Romano Prodi sobre el crecimiento en Europa. "El Grupo considera el insatisfactorio rendimiento del crecimiento europeo durante las últimas décadas como un síntoma de su incapacidad para transformarse en una economía basada en la innovación", afirma el grupo de alto nivel del estudio. El Dr. Gränzer cree que la integración de la investigación europea necesita "ingenieros, mecánicos, físicos, biólogos, químicos e informáticos" y compara su función con la de un fabricante de coches. "Deben ser capaces de construir y mantener líneas de ensamblaje automatizadas para la investigación. El impulsor más importante del crecimiento económico en Europa es el aprovechamiento máximo de la eficacia y eficiencia de la investigación a través de la automatización avanzada de los procesos de investigación", declara. "La industria automovilística [...] muestra la forma en que la gran eficacia, eficiencia y calidad de los productos conducen al éxito", declara el Dr. Gränzer. "Hoy en día [...] esta tecnología ha alcanzado tal grado de perfección que cada coche tiene un seguimiento y es controlado por un grupo director en cada una de las fases de producción". El Dr. Gränzer cree que no existe una diferencia importante entre la producción de coches y la de información científica, y lo ilustra con el siguiente ejemplo: "La preparación de una molécula definida a partir de un material natural exige muchas pruebas extensas que son repetidas numerosas veces con parámetros de procesos diferentes para encontrar la concentración correcta de un medio de precipitación para la química de la proteína. Para ello necesitamos amplias pruebas extensas complementarias que verifiquen o nieguen el resultado detectado". Anticipándose a las críticas a este enfoque, el Dr. Gränzer opina que la flexibilidad esencial para la investigación en "líneas de ensamblaje" puede continuar en este tipo de sistema: "Cada coche que se fabrica sobre líneas de ensamblaje es diferente del resto, e incluso es posible construir dos modelos diferentes en una misma línea de ensamblaje". El Dr. Gränzer cree que la falta de automatización, sobretodo en la investigación financiada con fondos públicos, es la responsable de la falta de eficiencia y eficacia. La "automatización", argumenta, "será la actividad más urgente del VII Programa Marco".