Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Preocupación ante el primer producto de nanotecnología liberado a gran escala en el medio ambiente

Un grupo de acción internacional ha expresado su preocupación tras la mayor liberación en el medio ambiente que se conoce hasta la fecha de un producto creado utilizando la nanotecnología. Para evitar la erosión se ha pulverizado una solución sobre aproximadamente 560 hectáre...

Un grupo de acción internacional ha expresado su preocupación tras la mayor liberación en el medio ambiente que se conoce hasta la fecha de un producto creado utilizando la nanotecnología. Para evitar la erosión se ha pulverizado una solución sobre aproximadamente 560 hectáreas pertenecientes al territorio nativo indio del Taos Pueblo en EEUU, después de que un incendio destruyera alrededor de 2.000 hectáreas de una zona considerada sagrada por la comunidad de las Primeras Naciones. El fuego dejó la ladera de la montaña expuesta a la erosión y puso en peligro la fuente de agua de la comunidad. El producto, emitido en forma de aerosol y lanzado desde los helicópteros, causa la unión por sí mismas de las partículas de silicato en presencia de agua, formando una matriz de cristal, que actúa como un amasijo y evita la erosión al tiempo que permite a las semillas añadidas a la mezcla que permanezcan en el suelo. El grupo ETC (erosión, tecnología y concentración) está preocupado porque el nuevo producto de nanotecnología ha sido liberado en el medio ambiente sin haber investigado previamente las consecuencias potenciales. El grupo ha aprovechado esta situación para pedir una vez más "un debate social inclusivo sobre nanotecnología" y una "reglamentación meticulosa". "Al Grupo ETC le preocupa que [...] se comercialice sin el control de las agencias reglamentarias ya que la novedad de la tecnología reside en su tamaño y no necesariamente en los materiales, a menudo tradicionales que utiliza. Los materiales reaccionan de forma única y a veces impredecible cuando se reducen a dimensión nanométrica, incluso cuando la composición química no cambia", afirma la nueva comunicación del grupo de acción. Aunque el debate se está desarrollando más lentamente de lo que hubiera preferido el grupo ETC, los responsables políticos de Europa han comenzado ya a exigir que se investiguen los posibles efectos secundarios de la nanotecnología. La comisión de Industria, Comercio Exterior, Investigación y Energía del Parlamento Europeo ha reclamado la elaboración de un estudio sobre la necesidad de una nueva reglamentación sobre nanotecnología. La comisión parlamentaria científica del Reino Unido someterá también a debate este mismo tema en noviembre. La UE financia a través de la Comisión Europea una serie de proyectos de investigación sobre la seguridad de la nanotecnología, además de otros proyectos adscritos al VI Programa Marco (VIPM) que abordarán igualmente la cuestión de la seguridad. El proyecto NANOSAFE evalúa los riesgos que conlleva la producción, manipulación y uso de las naopartículas en los procesos y productos industriales, así como los destinados al consumo. A través de los resultados se esperan conocer los riesgos para los que manipulan estas sustancias y los consumidores y poder recomendar medidas reglamentarias y códigos de buenas prácticas. Otros proyectos evalúan la eficacia de la piel como una barrera para las partículas ultrafinas utilizadas a menudo en los productos de cuidado personal y de limpieza de los hogares, y la identificación e importancia de las nanopartículas de naturaleza externa en los procesos patológicos. El grupo ETC está trabajando con socios para elaborar una convención internacional sobre la evaluación de las nuevas tecnologías, que espera presentar ante las Naciones Unidas en 2004.

Países

Estados Unidos