Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Liikanen pide una mayor cooperación paneuropea entre los business angels

Las informaciones de referencia, obtenidas durante la consulta de la Comisión Europea sobre el Libro Verde relativo al Espíritu Empresarial confirman el amplio reconocimiento al papel fundamental que desempeñan los business angels en la financiación de la innovación en toda Eu...

Las informaciones de referencia, obtenidas durante la consulta de la Comisión Europea sobre el Libro Verde relativo al Espíritu Empresarial confirman el amplio reconocimiento al papel fundamental que desempeñan los business angels en la financiación de la innovación en toda Europa, declaró el Comisario de Empresa y Sociedad de la Información Erkki Liikanen, el pasado 13 de noviembre en Milán. Los business angels son inversores particulares que financian y asesoran a las empresas de nueva creación. El Sr. Liikanen informó en el cuarto congreso EBAN (Red europea de ángeles empresariales) que, aunque estas redes se constituyen principalmente a nivel local o regional, sería conveniente un enfoque más europeo en lad participaciones de capital. "Muy pocos países tienen recursos domésticos para financiar, por ejemplo, empresas médicas o de biotecnología más allá de la primera ronda de financiación", explicó el Sr. Liikanen. "Es necesaria la cooperación de los inversores [...] y para ello les insto a que continúen explorando las posibilidades de los planes de inversión conjunta y las asociaciones mixtas". Para dar continuidad a su acción piloto inicial en apoyo a las redes de business angels, la Comisión creará una grupo de business angels a nivel europeo en 2004 que sondeará las actuales tendencias en el seno de esta comunidad y recogerá las opiniones de sus miembros. El Sr. Liikanen reconoció, en el marco de fomento de una cooperación más paneuropea, que este tipo de redes sólo podrán trabajar si tienen en consideración las diferencias entre los Estados miembros. "Los modelos empresariales deben ser flexibles y ajustados a las circunstancias específicas de cada país y región", declaró. Un informe de la Comisión Europea publicado en marzo de 2003 afirmaba que las empresas de nueva creación confían cada vez más en los business angels para obtener financiación en la fase inicial, ya que las empresas de capital riesgo están reduciendo las inversiones a escala pequeña, y los bancos están desplazándose de este sector a consecuencia de los elevados gastos generales. La consulta de la Comisión sobre el Libro Verde relativo al Espíritu Empresarial, elaborada en 2003, confirmó que las empresas a menudo tienen dificultades para asegurar la suficiente financiación de riesgo en la fase inicial. La situación requería de una intervención estatal bien definida y limitada, según el Sr. Liikanen, para "compartir los riesgos financieros entre los sectores público y privado". Sin embargo, el apoyo público debería centrarse exclusivamente en la brecha existente en la financiación en la fase inicial, argumentó el Comisario: "Debemos asegurarnos de que no abrumamos a los inversores privados mediante la expansión en fases más tardías y más beneficiosas, cuando la brecha no es evidente". Concluyendo con un mensaje optimista, el Sr. Liikanen declaró que la Comisión presentará su Plan de Acción sobre el Espíritu Empresarial en la Cumbre de primavera de 2004, en el contexto de un entorno de lenta aunque continua mejora macroeconómica: "Las reformas estructurales, la baja inflación, la reducción en los precios de los artículos de consumo, y unos mercados bursátiles más fortalecidos constituyen una base sólida para el crecimiento económico. Esto significa nuevas oportunidades para los empresarios y para los business angels."

Artículos conexos