Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Liikanen expone las condiciones para la financiación del espíritu empresarial por parte del sector público

El Comisario de Empresa y la Sociedad de la Información de la UE, Erkki Liikanen, defendió una financiación limitada del espíritu empresarial por parte del sector público en una conferencia celebrada en Barcelona el 21 de noviembre. Ante los participantes en la "Conferencia ...

El Comisario de Empresa y la Sociedad de la Información de la UE, Erkki Liikanen, defendió una financiación limitada del espíritu empresarial por parte del sector público en una conferencia celebrada en Barcelona el 21 de noviembre. Ante los participantes en la "Conferencia sobre innovación y espíritu empresarial" el Sr. Liikanen afirmó que la tarea más importante del sector público consiste en proporcionar un entorno jurídico estable y coherente donde los mercados financieros puedan funcionar con eficacia. Sin embargo, el Comisario declaró asimismo que no se ha encontrado ninguna solución orientada exclusivamente al mercado en relación con el problema de financiar las nuevas empresas innovadoras "cuyo único activo son sus ideas brillantes". "Debido a lo elevado de los riesgos y de los gastos generales, los bancos y los inversores de capital riesgo se muestran reticentes a la inversión en nuevas empresas", señaló el Sr. Liikanen. En este caso, la financiación pública se justifica en la medida en que no distorsione los mecanismos del mercado. Otras condiciones de la financiación pública son que el apoyo no debe apartar de las áreas rentables a los inversores privados, y que debe llevarse a cabo a través de los profesionales del mercado y de las instituciones financieras existentes. La Comisión Europea se ajusta a estas condiciones en su Programa Multianual para las Empresas y el Espíritu Empresarial, que no actúa por su cuenta sino que constituye un catalizador que atrae inversores privados hacia las nuevas empresas, declaró el Sr. Liikanen. Esta iniciativa ha permitido la movilización de 450 millones de euros de financiación privada a lo largo de los últimos cinco años, que se han destinado a las empresas con potencial de crecimiento rápido. Durante este período la Comisión también ha ayudado a los Bancos europeos a conceder préstamos a 130.000 pequeñas y medianas empresas (PYME) en toda Europa, mediante la aportación de garantías a esos préstamos. "El éxito de nuestros instrumentos de garantía ha llevado al Parlamento Europeo a sugerir un incremento considerable en el presupuesto de garantías para 2004," dijo el Sr. Liikanen. Al comentar las características de la ampliación, el Comisario dijo que la mayoría de los créditos concedidos en los países de nuevo ingreso se han destinado a "empresas grandes y seguras". Para lograr un potencial de pleno crecimiento, los nuevos Estados miembros tendrán que animar a sus bancos a otorgar más créditos a las PYME, y el presupuesto de la UE colaborará en este objetivo, ofreciendo incentivos a los bancos locales que concedan préstamos a las pequeñas empresas, sostuvo el Sr. Liikanen. La Comisión ha redactado también un proyecto de "Código Europeo de Conducta para Bancos y PYME", junto con la banca europea y las asociaciones de PYME. "Aunque las negociaciones aún no han acabado del todo, cuatro organizaciones ya han confirmado su voluntad de apoyar el proyecto," comentó el Sr. Liikanen. "Esperamos que este código sirva de marco a los futuros comportamientos."

Artículos conexos