Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Europa debe actuar para competir en el mercado mundial

Además de reconocer la excelencia europea en la investigación de colaboración, la ceremonia de galardones del Premio Descartes 2003 que se celebró en Roma el 20 de noviembre ofreció a responsables políticos y científicos la oportunidad de debatir un tema de vital importancia p...

Además de reconocer la excelencia europea en la investigación de colaboración, la ceremonia de galardones del Premio Descartes 2003 que se celebró en Roma el 20 de noviembre ofreció a responsables políticos y científicos la oportunidad de debatir un tema de vital importancia para la competitividad europea: la movilidad de los investigadores. La Comisión estima que se necesitan 700.000 investigadores más para que la UE alcance su objetivo de aumentar la inversión en investigación al tres por ciento del PIB en 2010. En este contexto, aumentar la dimensión europea de las carreras de investigación se considera una forma de crear oportunidades de trabajo, aumentar la competitivad y mejorar las condiciones de pago y de trabajo. Según Jimmy Jamar, de la DG Investigación de la Comisión, aumentar la movilidad de los investigadores en Europa ayudará también a alcanzar algunos de los principales retos a los que se enfrenta el sector de investigación. Como ejemplo destacó el llamado "fuga de cerebros" de los investigadores de la UE a otras partes del mundo, principalmente a Estados Unidos. Y sugirió que el hecho de atraer a investigadores que no son de la UE para que ocupen puestos en Europa constituye la otra cara de la moneda. "Una cosa es cierta: no podemos responder al problema de la fuga de cerebros con un plan de acción. Los investigadores van allí donde se encuentran las mejores oportunidades y tenemos que proponer una estrategia para resolver este problema", dijo el Sr. Jamar. Aunque la UE debería animar a sus científicos a salir al extranjero para mejorar sus carreras, debería ponerse en práctica un mecanismo creado para atraerles de nuevo hacia Europa, añadió. Asimismo indicó que la Comisión prevé la creación de una nueva directiva destinada a mejorar las condiciones de entrada para aquellos investigadores que no sean de la UE. Sieglinde Grube, que representaba también a la DG Investigación, dijo que la adopción por parte del Consejo de una resolución acerca de la carrera de los investigadores en el espacio europeo de investigación había dado a la UE un claro mandato para proceder a la acción. Las iniciativas se llevarán a cabo en cuatro áreas principales: formación de investigadores, métodos de reclutamiento, contratos y mecanismos de evaluación. La Comisión prevé también el lanzamiento del año europeo de los investigadores en 2005, añadió la Sra. Grube. El Dr. Gian Mario Maggio, un investigador italiano que trabaja en la Universidad de California dijo que, en su experiencia, uno de los puntos fuertes del sector de investigación de Estados Unidos era su capacidad para atraer talento procedente de países en vías de desarrollo. "Europa tiene dificultad en este aspecto y deberíamos preguntarnos: "¿está Europa lo suficientemente abierta a la idea de atraer a investigadores extranjeros?". El Dr. Maggio mencionó la alta calidad de la investigación pública y privada, la falta relativa de burocracia y un mejor enfoque hacia los asuntos de género como razones principales de la preeminencia de los Estados Unidos para atraer a talentos de todo el mundo. Cuando se le pidió su opinión acerca del tema de la fuga de cerebros, el ganador del Premio Descartes 2003, el profesor Richard Friend fue contundente: "Existe un mercado libre ahí fuera y se llama Estados Unidos. La única manera de cambiar la situación es crear empleos en Europa que sean tan atrayentes como en otras partes del mundo". El anterior Ministro de Ciencia y Tecnología de Portugal, José Mariano Gago, concluyó presentando una estrategia que se apoya en las capacidades existentes de Europa: "En algunas áreas científicas como la investigación nuclear en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear), Europa gana en cerebros a Estados Unidos y no hay motivo para que esto no pueda lograrse en otras áreas. "